polideportivo

Más allá de la competición

  • Corbalán recalca la importancia de los hábitos saludables y sociales de los deportistas, que en muchos casos pierden capacidad de decisión en sus vidas

Juan Antonio Corbalán, ayer delante del cartel de las Jornadas de la Asociación de Médicos de Baloncesto. Juan Antonio Corbalán, ayer delante del cartel de las Jornadas de la Asociación de Médicos de Baloncesto.

Juan Antonio Corbalán, ayer delante del cartel de las Jornadas de la Asociación de Médicos de Baloncesto. / FITO CARRETO

Leyenda del baloncesto español y médico cardiólogo con una dilata experiencia en medicina deportiva, Juan Antonio Corbalán ofreció ayer en Cádiz la conferencia Competir y vivir, porque entrenar es una parte más de la vida, enmarcada en las XXVIII Jornadas de la Asociación Española de Médicos de Baloncesto que se celebra en el hotel Playa Victoria.

En declaraciones a este periódico, el mítico jugador del Real Madrid y la selección española de baloncesto en los años 70 y 80, en la actualidad director de la Unidad de Medicina y Ciencias de la Actividad Física de Vithas Internacional, habló de la importancia de los hábitos de los deportistas. "Cuando nos referimos al rendimiento el deportista es una máquina programada para entrenar y competir. Pero es algo mucho más complejo. El deportista es una persona que va mucho más allá de los de los entrenamientos y la competición. Hay un tiempo en el que no entrena, es el entrenamiento invisible y se trata de que sepa gestionarlo". Recalcó la importancia de saber compaginar las horas de esfuerzo con actividades que les hagan disfrutar y desconectar, como salir a tomar unas cervezas. "Es vital para no olvidar que hay una vida fuera de la cancha". Hábitos saludables y sociales.

Hoy en día los deportistas han perdido autonomía en la gestión de sus vidas en opinión del ex baloncestista. "Están rodeados de asesores de todo tipo: de imagen, financiero... gente que ve una posibilidad de negocio y llega un punto en el que los deportistas no toman sus propias decisiones sobre sus asuntos".

Hace años, durante su época como deportista de élite, el contexto era totalmente diferente. "Antes el deporte no era tan profesional y no había tanta gente alrededor del deportista, en cambio ahora no pueden gestionar su carreras y su vidas, tienden a acomodarse porque se lo hacen todo, hay situaciones en las que no saben gestionar sus vidas. Tienen que saber decidir cómo ocupar su tiempo, cómo se desarrollan como personas".

Y es que por mucho que destaquen y por mucho dinero que ganen, no dejan de ser personas y al final "el que es más normal es que el que mejor rinde". La carreras de los deportistas son mucho más duraderas ahora que antaño. "Empiezan antes y terminan después porque hay dinero. La gente aguanta todo lo que puede". Y la ciencia ejerce un papel relevante. "Ayuda porque se invierte mucho dinero en el deporte".

En la autogestión de su propia vida de un deportista es importante que sepa qué tiene que comer y beber "sin necesidad de que tenga un asesor que le diga en cada momento qué debe hacer al respecto. Un deportista tiene que saber qué comer y beber, saber tomar sus propias decisiones, tener una alimentación equilibrada". Corbalán hace hincapié en que las tres cuartas partes de cada día de un deportistas está normalmente fuera de la actividad deportiva y de ahí la importancia en qué sepa qué hacer con su vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios