Deportes

"Hay actitud, pero eso no es suficiente"

  • Claudio dice que el equipo estuvo espeso y no supo hacer daño al rival

El entrenador del Cádiz, Claudio Barragán, compareció serio en la sala de prensa del estadio Carranza. No era para menos. "No estuvimos nada acertados", señaló en su balance general del encuentro. "Enfrente hubo un buen rival pero estuvimos espesos en el juego, no encontramos las vías para hacer daño". El técnico no ocultó la realidad. "El equipo quiso, pero con querer no es suficiente. Estuvimos como el terreno de juego y el viento. El equipo tiene actitud, pero está muy atenazado, no está suelto, es lo único que veo. A veces no basta con querer, hacen falta con más cosas". El preparador cadista subrayó la importancia de cómo se desarrollan los partidos. "Todo va en función del resultado. Cuando nos ponemos por delante en casa el equipo es otro, y si no ganamos al descanso parece que hay otro partido".

¿Por qué está atenazado el equipo? A juicio de Claudio, "nos ha tocado ahora, hay momentos en la temporada. La mejor manera de afrontar esto es seguir trabajando. Y lo que no están que se pongan las pilas y sepan que tienen que estar, esto es cosa de todos".

El valenciano no escondió su preocupación. "Es normal que esté serio", indicó antes de hacer un recorrido mental del encuentro. "Salvo la falta el rival que fue al poste, el equipo entró bien al partido hasta que hubo dudas en la parte de atrás". En general, apuntó que "algunos jugadores estuvieron a la altura. Tuvimos algunas ocasiones claras, si marcamos la película hubiese sido otra".

Claudio considera que "todos tenemos que mejorar, incluido yo". Reconoció que "puede ser que faltaran recursos ofensivos" en el banquillo -convocó a dos defensas- quisimos premiar el trabajo de la semana".

Sobre las acciones a balón parado, explicó que en el área del Cádiz el Betis B "tocó la pelota pero sin llegar a rematar". En el área visitante "Abel metió buenos centros pero no fuimos al remate como es debido". Claudio afirmó que "entiendo el enfado de la afición. Debemos atarnos los machos, tirar de orgullo y que lo que ha habido en la grada que sea lo contrario en el próximo partido".

"Somos conscientes de que lo podemos hacer mejor, el equipo tiene que dar mucho más", recalcó el míster antes de admitir que "ahora mismo el equipo no tiene la frescura de hace un mes. Confío en el equipo. Me agarro al trabajo que se hace día a día, hay que inculcarle a los jugadores que es una mala racha y nada más, somos mejores de lo que estamos demostrando, hay que metérselo en la cabeza aunque sea con calzador. Y que cada uno se responsabilice de lo suyo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios