ciclismo vuelta a españa

Yates amplía el imperio

  • El inglés conquista la Vuelta y por primera vez en la historia tres ciclistas de un país ganan las tres grandes el mismo año

  • El italiano Viviani se lleva su tercera etapa al sprint en Madrid

Simon Yates, en lo más alto del podio en Madrid, celebra su triunfo en la Vuelta.

Simon Yates, en lo más alto del podio en Madrid, celebra su triunfo en la Vuelta. / manuel bruque / Efe

El británico Simon Yates (Mitchelton), de 26 años, inscribió a su país en el libro de récords con su triunfo en la 73 edición de la Vuelta que finalizó en Madrid, tras un trayecto de 100 kilómetros que empezó en Alcorcón y terminó en Cibeles con un sprint que ganó el italiano Elia Viviani (Quick Step). En la última y festiva jornada se colocó Viviani, de 29 años, para firmar tras una espectacular remontada su tercera victoria en la presente edición, de nuevo por delante del triple campeón mundial eslovaco Peter Sagan (Bora) y del italiano Giacomo Nizzolo (Trek)

Pero no pudo robarle el protagonismo a Simon Yates, que entró como campeón en Cibeles para celebrar su primera Vuelta, su estreno en una grande. Y con hito histórico. Por primera vez en la historia Giro, Tour y Vuelta se lo adjudican en el mismo año tres corredores diferentes del mismo país. Froome se llevó la maglia rosa, Geraint Thomas se vistió de amarillo en París y Yates se coronó de rojo en Madrid. Un círculo que además supone la quinta grande consecutiva para los británicos, dominadores del ciclismo mundial en grandes vueltas desde el estreno de Bradley Wiggins en el Tour 2012.

Yates, de 26 años, ganó tres etapas en el Giro e incluso vistió la maglia rosa 13 días, pero perdió la carrera a tres del final por una monumental pájara en la cima Coppi en favor de Froome. Tras aprender de esos fallos, este seguidor del Manchester United y admirador de José Mourihnho se sacó la espina con un triunfo merecido tras 21 etapas en las que sus mejores armas fueron la paciencia y el ataque como mejor defensa.

La Vuelta que coronó a Yates consagró como esperanza del ciclismo español a Enric Mas, la mejor noticia para el pelotón nacional en tiempos de incertidumbre tras la retirada de su maestro, Alberto Contador, a la espera de la explosión de Mikel Landa (Movistar) y la retirada de Alejandro Valverde (Movistar).

El mallorquín, residente en Andorra, se subió al segundo escalón del podio, mientras que el colombiano Miguel Ángel Supermán López (Astana) se aupó al tercero, idéntico puesto que en el Giro.

Los tres hombres del podio tienen desde ya responsabilidades de futuro a asumir. Yates como relevo de Froome y Geraint Thomas; Enric Mas ya está en el foco de la afición española para siempre y Superlopez espera a Egan Bernal para llevar el timón del ciclismo colombiano.

También tuvieron honores los ganadores de las diferentes clasificaciones: el maillot de puntos azules de rey de la montaña se lo enfundó el belga Thomas de Gendt (Lotto Soudal); el de la regularidad, Alejandro Valverde; el de la combinada, Simon Yates; la combatividad fue para Jesús Herrada y por equipos se impuso el Movistar. Como en el Tour, un premio menor para la formación española, que partía con varios primeros espada con el objetivo de ganar la carrera.

Si Mas fue la alegría para el ciclismo español, la pájara del incombustible Alejandro Valverde en La Gallina pudo ser un adelanto de su ocaso definitivo. A sus 38 años, el Bala no pudo mantener un segundo puesto que guardó durante muchos días. Una decepción alargada para el Movistar con la mediocre actuación de Nairo Quintana, favorito en la salida y octavo en Madrid.

La Vuelta asistió a la despedida del vasco Igor Antón (Dimension Data) después de 14 años de profesional. Se llevó los aplausos de la afición por las calles madrileñas y "un montón de recuerdos".

Ahora toca pensar ya el Mundial, al que España acudirá con una selección liderada por Alejandro Valverde, posiblemente su último intento en Innsbruck por vestir un maillot arcoíris que tanto se le resiste.

El ciclismo español sigue esperando a Landa y se ilusiona con Mas y Marc Soler. Alicientes para la próxima temporada, en la que el imperio británico volverá a la carga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios