Deportes

Wawrinka apunta alto en su regreso

Hace exactamente un año, Stanislas Wawrinka dejaba Wimbledon en la primera ronda y dilapidaba así sus opciones de llegar al primer lugar del ranking ATP. Pero su mayor preocupación era una lesión de rodilla que le impidió rendir en ese duelo ante Daniil Medvedev.

Doce meses y dos operaciones después, el campeón de tres Grand Slam confirmó el lunes que está de regreso con una sorprendente victoria sobre Grigor Dimitrov, número seis del mundo.

El suizo buscó regresar en enero en el Abierto de Australia, pero las molestias en la rodilla lo obligaron a frenar la vuelta. Y sin casi actividad en todo el año cayó al puesto 224 del ránking.

De ahí la importancia de su impacto ante Dimitrov. "Por supuesto que fue increíble", sintetizó Wawrinka tras su victoria ante el búlgaro. "Especialmente porque el año pasado aquí fue mi último partido de la temporada. Fue duro el año pasado, sobre todo por la manera en que me sentía con mi rodilla", añadió.

Hasta el momento de la lesión, Wawrinka era el número tres del mundo y aspiraba a tocar la cima coincidiendo con las bajas de Novak Djokovic y Andy Murray, y antes de que Rafael Nadal y Roger Federer completaran su increíble regreso en 2017.

Un año después, el helvético asegura que peleará en cualquier superficie para demostrar que tiene capacidad para volver a estar entre los diez mejores tenistas del mundo.

"Estar fuera del radar no es lo que quieres. Cuando estaba número tres del mundo era feliz. Estaba jugando bien y ganaba grandes torneos. Eso es lo que quiero", se esperanzó Wawrinka.

"Y eso es así porque todavía estoy muy motivado para jugar con cualquier jugador y en cualquier pista. Por supuesto, lo mejor es jugar en la central. Pero al mismo tiempo, si tengo que jugar en la 15 ó 16, no me importa, porque estoy muy feliz de estar aquí", remarcó.

Volver a la acción en un gran escenario no es una tarea fácil. El propio Wawrinka reconoció que el mayor desgaste que sufrió fue mental, muy por encima de lo físico. Y allí radica la clave para el suizo: ganar un partido no significa poder asegurar que está al 100%, aunque es un primer paso muy importante. "Quiero más. Tal vez llegue esta semana, tal vez no. Pero seguiré trabajando", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios