fórmula 1 gran premio de alemania

Vettel vuelve y Hamilton cae

  • El alemán saldrá desde la 'pole' decidido a ampliar su ventaja al frente de la clasificación

  • El inglés no pasa la Q1 por un fallo mecánico

  • Sainz partirá octavo y Alonso lo hará 11º

Valtteri Bottas, Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen, tras la sesión de clasificación del Gran Premio de Alemania. Valtteri Bottas, Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen, tras la sesión de clasificación del Gran Premio de Alemania.

Valtteri Bottas, Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen, tras la sesión de clasificación del Gran Premio de Alemania. / VALDRIN XHEMAJ / efe

Sebastian Vettel vivió una clasificación ideal con su Ferrari al volar en el circuito de Hockenheim y lograr la pole del Gran Premio de Alemania en una jornada pésima para su principal rival, Lewis Hamilton (Mercedes).

Vettel logró el mejor tiempo (1.11,212) y finalizó por delante de Valtteri Bottas (Mercedes) y su compañero de equipo, Kimi Raikkonen. Hamilton, en cambio, terminó decimocuarto sin siquiera poder completar la Q1 con si monoplaza.

En una clasificación emocionante, Vettel logró el mejor tiempo justo sobre el límite de la Q3 y segundos después de que Bottas bajara el registro que él tenía hasta ese momento.

"Venía mejorando y sabía que para la última vuelta tenía un poco más para mejorar. Estoy lleno de adrenalina y muy feliz", resaltó un exultante Vettel, que dio así una alegría a los miles de alemanes que ocupan las gradas.

"Creo que fue una buena vuelta. Lo di todo y lamentablemente fueron demasiado rápidos", dijo por su parte Bottas, que le había arrancado un gesto de euforia al jefe de Mercedes, Toto Wolff, cuando bajó el tiempo de Vettel a un minuto del cierre de la Q3.

Raikkonen se tuvo que conformar con el tercer lugar, seguido por el Red Bull de Max Verstappen. Detrás se colocaron los Haas de Kevin Magnussen y Romain Grosjean, los Renault de Nico Hülkenberg y Carlos Sainz, el Sauber de Charles Leclerc y el Force India de Sergio Pérez.

Fernando Alonso, de nuevo con un McLaren poco competitivo, volvió a fallar en su intento de llegar a la Q3 y se quedó con el undécimo puesto de la parrilla de salida. Sin embargo, se mostró optimista de cara a la carrera: "Aprovechamos los problemas de Hamilton y Ricciardo para lograr el undécimo puesto. Logramos nuestra pole y no desgastamos los neumáticos, así que podemos elegir compuesto el día clave".

La pole de Vettel, la quinta de la temporada, se vio potenciada, ya que Hamilton sólo pudo conseguir el puesto 14 y ni siquiera logró girar en la Q2 por los problemas hidráulicos que sufrió su Mercedes durante la Q1.

Hamilton pisó un piano con su monoplaza, lo que motivó que el motor perdiera presión hidráulica y que el equipo lo instara a detenerse.

El británico se bajó del vehículo y pretendió empujarlo con la ayuda de unos auxiliares, aunque no pudo llegar a los boxes y ya no tuvo sitio en la Q2.

Visiblemente dolido, Hamilton se arrodilló junto a su coche y permaneció varios segundos con la cabeza apoyada en el frente del vehículo. Luego, sin quitarse el casco, regresó al paddock sin cruzar palabra con nadie.

En el escaso tiempo que estuvo en pista, a Hamilton le alcanzó con lograr el decimoquinto mejor tiempo. Además, por la sanción que pesa sobre el Red Bull de Ricciardo, que saldrá en la última posición, él partirá decimocuarto. Largar tan atrás puede ser un gran problema de cara a su pulso con Vettel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios