fútbol fase de ascenso a liga santander

El Valladolid, a la final

  • El conjunto pucelano también vence al Sporting en la vuelta y jugará con el Numancia por dar el salto

Óscar Plano celebra la clasificación con la afición pucelana. Óscar Plano celebra la clasificación con la afición pucelana.

Óscar Plano celebra la clasificación con la afición pucelana. / josé luis cereijido / efe

El Valladolid se clasificó para la final del play off de ascenso a Primera División tras volver a ganar a un Sporting que llegó muerto a la última fase de una temporada en la que no ha podido cumplir con el objetivo del ascenso.

Los rojiblancos tenían que remontar un 3-1 adverso del partido de ida, pero confiaban en lo que durante toda la semana estuvieron llamando efecto Molinón, pero en esta ocasión el apoyo del público, que lo tuvieron durante los 90 minutos, no sirvió para nada.

La primera ocasión fue local en un resbalón de Calero que dejó el balón ante Michael Santos, pero se equivocó al intentar regatear al portero y no vio que Carmona estaba completamente solo y además con la portería vacía.

La réplica se produjo en una falta lateral que llegó a Mata, que incomprensiblemente solo tampoco acertó a rematar, ya que su chut salió alto, pero minutos después una jugada suya al aprovecharse de un error en el despeje de Álex Pérez le permitió centrar sobre la llegada de Hervías, que remató solo pero Mariño salvó a su equipo del primero.

La tercera ocasión del Valladolid fue un mazazo para las aspiraciones rojiblancas ya que esta vez Mata no falló una contra en la que el repliegue local dejó mucho que desear y los pucelanos ponían la eliminatoria claramente a su favor.

Pero los males locales no acabaron aquí ya que tras un remate fuera de Barba en un saque de esquina el Valladolid marcó el segundo, tras un gran disparo de Óscar Plano desde fuera del área que se coló por la escuadra quitando de un plumazo las escasas esperanzas de que el Sporting pudiera hacer el milagro de la remontada.

Los primeros minutos de la segunda parte transcurrieron con el Sporting queriendo maquillar el resultado pero sin ideas claras de cómo hacerlo, por lo que el Valladolid apenas pasó apuros para solventar los intentos locales.

En uno de los acercamientos del Sporting al área local, Toni derribó a Michael Santos y el árbitro señaló un penalti que transformó Carmona en un gol apenas celebrado por la grada ya que el milagro estaba todavía a nada menos que cuatro goles de distancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios