fútbol liga santander

El Valencia confirma que va en serio

  • Los de Marcelino, aun sin brillantez, se imponen al Espanyol y aventajan en seis puntos a Madrid y Atlético

  • Kondogbia y Santi Mina, goleadores

Gonçalo Guedes disputa el balón con el jugador del Espanyol Víctor Sánchez en un lance del partido. Gonçalo Guedes disputa el balón con el jugador del Espanyol Víctor Sánchez en un lance del partido.

Gonçalo Guedes disputa el balón con el jugador del Espanyol Víctor Sánchez en un lance del partido. / Enric Fontcuberta / efe

El Valencia sufrió un monólogo de ocasiones sin puntería del Espanyol, pero provocó un terremoto con el gol de Kondogbia en el minuto 69 y deshizo al anfitrión, sentenciado por Santi Mina.

El equipo local fue mejor durante la mayor parte del duelo y sufrió, en el minuto 12, la lesión de Leo Baptistao tras una carrera por la banda derecha. Jurado entró en su lugar. Fue lo único que le salió mal al equipo blanquiazul en los primeros compases contra el Valencia, que aflojó su empuje inicial y cedió el protagonismo. Así, Sergio García aprovechó un error de Kondogbia y cedió el balón a Piatti, que lo mandó a las nubes. El catalán, en la siguiente acción, estrelló un disparo contra la zaga. Los acercamientos del Espanyol fueron constantes. En uno de ellos Aarón cayó en el área tras un encontronazo con Montoya y pidió penalti. El momento fue claramente blanquiazul, mientras que el Valencia apenas dio avisos sobre la portería de Pau. El joven meta sólo se preocupó de algún centro sin peligro.

Sergio García alargó la avalancha de oportunidades local con un disparo a las manos de Neto. Y, poco después, Piatti insistía con otro centro tras una contra. A los de Quique Sánchez Flores les faltó puntería. Seguían sin solucionar una de sus asignaturas pendientes del curso. De hecho, en el minuto 36, Gerard Moreno mandó el balón a la base de un poste tras un excelente control. En el 41, Sergi Darder también estrelló un latigazo en el palo izquierdo. El Espanyol lo hizo todo bien, menos marcar. Y el Valencia no exhibía su brillo habitual fuera de casa. La defensa y la medular del equipo de Marcelino García Toral tenían serios problemas para contener el fútbol blanquiazul. Su ataque estaba espeso y sus instrucciones al descanso no mejoraron el escenario en la reanudación.

No había ni rastro del Valencia, que llegaba a Cornellà-El Prat como el conjunto más goleador a domicilio de Primera, hasta que el partido alcanzó su pico de tensión, con Marcelino expulsado después de que los dos técnicos discutieran, momento en el que apareció Kongodbia para marcar en el minuto 69 con un zapatazo desde la frontal. Duro golpe para un Espanyol que vio cómo Santi Mina, a poco para el final del partido, hizo el segundo para un equipo ché que sigue imparable y que se distancia ya de Real Madrid y Atlético en seis puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios