los cruces

Uruguay y Brasil, ante el dominio europeo

  • Inglaterra tendrá que convivir con el cartel de favorita y doblegar a una Suecia a priori más débil

Kylian Mbappe, durante el último entrenamiento con su selección, ayer. Kylian Mbappe, durante el último entrenamiento con su selección, ayer.

Kylian Mbappe, durante el último entrenamiento con su selección, ayer. / YURI KOCHETKOV / efe

Cuatro campeonas del mundo y cuatro selecciones que sueñan con su primera estrella: los cuartos de final del Mundial de Rusia ya están completos.

Suecia e Inglaterra fueron los dos últimos equipos en clasificarse y se enfrentarán entre sí este sábado en Samara por un billete a las semifinales. El mismo día se disputará el Rusia-Croacia en Sochi. Mañana se jugarán los duelos con más cartel: el Francia-Uruguay en Nizhni Novgorod y el Brasil-Bélgica en Kazán.

El Mundial de Rusia no dejó de dar sorpresas y varias favoritas se quedaron por el camino. Alemania, la campeona, cayó en la fase de grupos, mientras que España hizo las maletas en octavos. En esa ronda se despidieron también Argentina y Portugal.

Siguen en carrera las campeonas Brasil, Uruguay, Francia e Inglaterra. Del resto de selecciones sólo hay una que sabe lo que es jugar una final: Suecia, en 1958.

choque entre CLÁSICOS

Campeones mundiales ambas y con equipos más que sólidos, Uruguay y Francia medirán sus fuerzas mañana en Nizhni Noovgorod. Los sudamericanos tienen la mejor defensa del campeonato -han encajado un gol en cuatro partidos- y ahora tendrán el objetivo de frenar nada menos que a Kylian Mbappe y Antoine Griezmann, dos de los delanteros más letales del mundo. El primero se salió ante Argentina en los octavos con dos goles y unas galopadas que harían temblar a cualquier equipo. Habrá que ver si Uruguay se lo permite.

Por su parte, Francia aterrizó en los cuartos con un fútbol más pragmático que vistoso, pese a contar con algunos de los mejores jugadores del mundo. El técnico Didier Deschamps tiene mucha culpa del orden táctico que lucen Les Bleus. Enfrente tendrá a otro referente como Óscar Tabárez.

EL duelo CON MÁS CARTEL

El Kazán Arena albergará mañana el partido a priori más interesante de los cuartos. Por un lado Brasil, la gran favorita y pentacampeona del mundo, con un Neymar que parece haber despertado a tiempo. Del otro, una Bélgica que enamoró en la primera fase y que logró una tremenda remontada en octavos ante Japón. No es de extrañar que tras la gesta los belgas tengan la moral por las nubes.

Brasil ha mostrado galones de campeón hasta el momento y cuenta con un ataque con jugadores muy inspirados. Además de Neymar, están Philippe Coutinho, Willian o Gabriel Jesus. La mala noticia para la Canarinha de Tite es que no podrá contar por sanción con Casemiro, el ancla en la medular. ¿Cómo podrá frenar los eléctricos ataques que arman Eden Hazard, Dries Mertens, Kevin de Bruyne y compañía?

El sueño del ANFITRIón

Tras tumbar en los penaltis a España en los octavos de final, Rusia ya se atreve a soñar con lo imposible. Llegó a su Mundial como la peor selección de todas y ya ha superado las expectativas de los más optimistas. No obstante, deberá ser más valiente -ante España fue ultradefensiva- para vencer a Croacia. Cuesta imaginar que defender y echar una moneda al aire en los penaltis surta efecto de nuevo.

Croacia tendrá el cartel de la favorita y el duelo ante Rusia le ofrece una oportunidad inmejorable para alcanzar las semifinales. En el recuerdo están las que alcanzó la generación de Davor Suker en Francia 1998. Ahora, con Luka Modric e Ivan Rakitic como líderes, los croatas aspiran incluso a superar aquella marca.

ventaja para los 'PROSS'

Inglaterra llega como la gran favorita por este lado del cuadro. Por equipo, porque todos sus jugadores son estrellas en la Premier , y por historia, ya que es la única de su zona que sabe lo que es ganar un Mundial. Croacia y Rusia no alcanzaron ni siquiera una final, mientras que Suecia, su rival el sábado en Samara, llegó al partido definitivo en 1958, precisamente en el torneo en el que compareció como anfitriona.

El equipo que dirige Gareth Southgate superó una barrera psicológica en octavos al ganar ante Colombia su primera tanda penaltis en un Mundial. Liberada la mente, ahora tendrá que convivir con el cartel de favorita.

Y es que aunque Suecia liderara su grupo por delante de México, Corea del Sur y Alemania y venciera en octavos a Suiza, sigue siendo sobre el papel uno de los equipos más débiles que quedan en la lucha por el título.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios