Deportes

Última sesión de trabajo de la semana y primera criba del año

  • La plantilla entrena en El Rosal y Cervera dará a conocer al final la lista de expedicionarios

Cervera realiza una indicación a sus pupilos en la fase de estiramiento de un entrenamiento en El Rosal.

Cervera realiza una indicación a sus pupilos en la fase de estiramiento de un entrenamiento en El Rosal. / fito carreto

Las Fiestas Navideñas quedan definitivamente atrás y los jugadores lo percibirán hoy más que nunca desde su regreso al trabajo después del segundo periodo de vacaciones con la realidad que implican siempre las últimas sesiones preparatorias de la semana, al término de las cuales el entrenador da a conocer la lista de convocados.

En efecto, el Cádiz volverá a la competición liguera mañana en el Martínez Valero de Elche y, aunque desde el pasado lunes los jugadores se ejercitan con la mente puesta al 100% en el encuentro de la penúltima jornada de la primera vuelta, lo cierto es que cualquier atisbo de despiste por los recientes dos ciclos de descanso vividos quedará despejado de golpe y porrazo cuando Álvaro Cervera facilite la relación de futbolistas que formarán la expedición cadista que partirá de viaje rumbo a tierras alicantinas justo a la conclusión de la jornada matinal en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de El Rosal.

Una relación de integrantes, la que elaborará el técnico, que en la práctica supondrá su primera criba del año en una lista y en la que lo único completamente seguro es que no estará presente José Mari. El centrocampista roteño tuvo que ser intervenido quirúrjicamente de una hernia inguinal el pasado mes de diciembre y difícilmente se reintegre a la actividad normal hasta por lo menos dentro de un par de semanas.

Del mismo modo, tampoco formará parte de la convocatoria el argentino Gastón del Castillo, al que se ha decidido bajar al filial para que disfrute de los minutos con los que no cuenta en la primera plantilla, una determinación que los máximos responsables deportivos del club consideran acertada para el futuro del extremo, que a partir de ahora deberá demostrar sus virtudes a las órdenes de Mere en el equipo amarillo de la División de Honor Andaluza.

Por su parte, el defensa onubense Luis Ruiz, que despidió 2016 sin recuperarse del todo de los problemas físicos que le mantuvieron como baja desde noviembre, se resintió en el entrenamiento del pasado jueves de unas molestias en el bíceps que se lesionó en el partido contra el Alcorcón, por lo que su presencia en la expedición se antoja complicada y afianza más si cabe la titularidad de Brian Olivan como lateral izquierdo.

Por lo demás, Cervera deberá conformar una relación de 18 jugadores -sin descartar que se lleve a alguno más- entre los que a buen seguro figurarán, salvo contratiempo de última hora, los que se han convertido en fijos, los más habituales en el once inicial, a los que se unirán aquellos a los que el entrenador considere oportuno incluir en función de las necesidades propias de esta contienda, la primera del nuevo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios