fútbol lTercera División

Tréllez se siente "humillado" y anuncia que deja el club

  • Un cartel donde aparece Menudo saliendo de una olla para anunciar una degustación del guiso de ese nombre, motivo de discordia en el San Fernando

La polémica se adueña de nuevo del San Fernando. Los problemas no parecen tener fin y el presidente de la entidad, Pepe Tréllez, anunció ayer su intención de abandonar su cargo el próximo lunes "por deferencia al partido que tenemos el domingo".

La situación estalló en el día de ayer cuando un cartel, el que ilustra esta página, fue puesto en el facebook delclub. Inmediatamente comenzaron los comentarios en torno al mismo por parte de algunos directivos y empleados del club, que criticaron la composición del mismo.

Tréllez relataba que "confeccioné el cartel con el ánimo de darle humor al encuentro, tras pedirle permiso al entrenador después de que este tuviese un enfrentamiento con los jugadores el martes y así quitar hierro a la situación", aunque "se me ha humillado en los comentarios vertidos posteriormente y no estoy dispuesto a permitir eso".

El presidente continuaba la rueda de prensa señalando que "si no le gustaba a la directiva o los miembros del club el cartel podrían habérmelo comentado en petitcomité y no hacerlo público en una página web, desprestigiando así a mi persona".

Por ese motivo, "el lunes, por respeto al partido que jugará el equipo, voy a presentar irrevocablemente mi dimisión porque no puedo consentir lo ocurrido", comentaba a continuación.

Pepe Tréllez se fue calentando conforme pasaba la comparecencia ante los periodistas y señalaba que "en este club hay varios efectivos que trabajan bien y meten dinero, pero hay otros que solamente están en la parte de abajo del campo para dar la mano a los jugadores y no aportan nada".

Siguiendo en la misma tónica, era claro al señalar que "ahora esas hienas que revolotean por el club tienen la oportunidad de hacerse cargo de una entidad saneada, porque no voy a reclamar nada de lo que he puesto excepto, claro está, lo que me costó el comprar el club, cantidad que asciende a 80.000 ó 90.000 euros. Pero el club está limpio, al día con los jugadores y con una sede social digna de admiración".

Tréllez pidió perdón también porque "no soy perfecto y está claro que me he podido equivocar al confeccionar el cartel, pero se lo pido al entrenador, que es el único que tiene que estar molesto. A nadie más, aunque yo pensé que esta fiesta iba a ser beneficiosa para él. Incluso le dije que comunicara a los jugadores que gracias a su presión iban a cobrar mañana, por hoy, y así darle protagonismo a él", explicaba a la vez que crecía su enfado.

Conforme avanzaba desvelaba más datos: "Esto es la resaca de lo que pasó en verano, cuando hubo la estampida. Daos cuenta de que yo no me he metido en nada de fichajes, ni voy a los entrenamientos, ni siquiera pongo la hora de los partidos. Incluso ni hablo con los jugadores porque se les ha prohibido expresamente conversar con mi persona por el bien del equipo, pero no voy a aguantar que me humillen. Eso del amor al San Fernando y al equipo es mentira. El que viene lo hace para tener poder y mandar más que el propio presidente o, en el segundo de los casos, para llevarse dinero", señalaba con rotundidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios