Fórmula 1

Toyota dice 'sayonara'

  • Deja el Mundial siguiendo los pasos de otras como Honda y Bridgestone · Dos segundos puestos, lo mejor en ocho años

La Fórmula 1 sufrió una nueva fuga: la marca japonesa Toyota, el mayor fabricante de automóviles del mundo, puso fin a ocho años de presencia infructuosa en un gran circo que cada vez tiene menos actores principales.

Hacía meses que se temía lo ayer se hizo realidad. "No teníamos otra opción", dijo el presidente de Toyota, Akio Toyoda, en la central de la firma en Tokio. "Fue una decisión muy dolorosa", agregó en referencia a la crisis económica, mientras el máximo responsable de la escudería, Tadashi Yamashita, no podía contener las lágrimas.

La marca japonesa registró de nuevo números rojos en el primer trimestre del año comercial con unas pérdidas de 194.000 millones de yenes (unos 2.000 millones de dólares). Es el tercer trimestre seguido con pérdidas.

Toyota llegó a la Fórmula 1 en 2002 con el objetivo de poder pelear en algún momento por el título. La cuarta posición en el campeonato de constructores en 2005, su mejor resultado, no ha bastado. Entre los afectados por la decisión hay unos 650 trabajadores en la fábrica del equipo en Colonia, mientras que los pilotos Jarno Trulli y Timo Glock deberán buscarse otros volantes para 2010.

Las firmas japonesas han encontrado en el abandono de la Fórmula 1 una salida a la crisis económica mundial. El año pasado marcó la tendencia Honda. El lunes, el proveedor único de neumáticos, Bridgestone, anunció su marcha al final del año que viene. Y ayer, Toyota, que en julio dio ya una señal clara: su circuito, Fuji, no será ya en los próximos años sede del Gran Premio de Japón, que pasará a celebrarse en Suzuka.

Además de Honda y Toyota, también deja la Fórmula 1 la firma alemana BMW, aspira a ocupar la plaza de Toyota entre los 13 equipos que estarán en la parrilla.

El suizo Peter Sauber espera que el grupo inversor Qadback supla finalmente a BMW ahora que la presencia en la línea de salida en Bahrein el 14 de marzo de 2010 es más probable mientras Toyota no encuentre otro comprador.

La presencia definitiva de Campos, Manor, USF1 y Lotus, los cuatro nuevos, tampoco es segura, y Toyota, que había firmado un compromiso hasta 2012, podría ser sancionado por su despedida.

El jefe del equipo Toyota, John Howett, había anunciado en las últimas semanas que le habían ofrecido un contrato a Kimi Raikkonen, campeón del mundo en 2007 y sin equipo tras su salida de Ferrari. Pero las señales en el paddock" eran claras. Cuando los miembros de la escudería se despidieron el domingo al finalizar el campeonato 2009 en el Gran Premio de Abu Dhabi, tenían escritas en la cara la preocupación y la incerteza.

No se sabe si la dirección de la firma hubiera reaccionado igual con mejores resultados deportivos en el asfalto, pues nunca ganó siquiera uno de los 139 grandes premios disputados. Dos pole positions de Trulli y una del alemán Ralf Schumacher fueron sus máximos logros. En la temporada recién concluida Glock logró el segundo puesto en Singapur, el mismo que conquistó Trulli en Japón. Demasiado poco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios