Deportes

Toda una pasión nacional en Dinamarca

Pese a la ausencia de grandes reclamos en el aeropuerto de Kastrup, en Copenhague, o en las calles de Aalborg, sede del Grupo B de España, Dinamarca se dispone a dar rienda suelta en las dos próximas semanas a una de sus grandes pasiones nacionales, el balonmano.

Los daneses discuten la paternidad de este deporte a Alemania, donde la mayoría de los expertos sitúan su origen, con la creación en 1917 en Berlín por parte del profesor de gimnasia Max Heiner de un juego denominado torball, inspirado, entre otros, en el Haandbol, una especialidad jugada desde 1898 en Dinamarca. Una más que centenaria historia de amor que Dinamarca intentará redondear el 26 de enero ante los 14.000 espectadores que abarrotarán el Jyske Bank Boxen de Herning con la conquista de su tercer oro continental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios