Cádiz | betis · EL RIVAL

Termómetro para el favorito

  • El Betis, principal aspirante al ascenso y máximo artillero de la categoría, retoma en Carranza el pulso liguero tras dos semanas de parón obligado a causa de la gripe A

Tras dos semanas de parón obligado a causa del brote de gripe A que se instaló en el vestuario del Ruiz de Lopera, llega al Ramón de Carranza un Betis que por empaque se presenta como el principal favorito al ascenso de categoría. Los verdiblancos, sextos en la tabla a pesar de contar con un partido menos, saltarán al césped gaditano con la vitola de máximo artillero de Segunda -merced a sus 16 tantos- y con la obligación de tomarle rápidamente el pulso a la competición, por lo que el choque se presenta de vital importancia para ellos.

La plantilla de Antonio Tapia, que fue fichado en el ocaso de la pasada temporada para entrenar en Primera y se encontró con el inesperado papelón de tener que devolver a los verdiblancos a la elite del fútbol nacional, no tiene nada que envidiarle a muchas de las que militan en la Liga BBVA, aunque está claro que la Segunda División es otra película bien diferente.

A pesar de ello, el Betis se ha adaptado bien a la categoría y no se ha despegado de la zona alta tras diez jornadas. Tapia ha sabido apuntalar al equipo que descendió el año pasado con tan sólo cinco futbolistas, siendo junto a la Real Sociedad el equipo que menos se ha reforzado durante el verano. El técnico verdiblanco se ha traído del Málaga a dos hombres que conoce a la perfección de su exitosa etapa al frente de los inquilinos de La Rosaleda y que gozan de su total confianza: el portero Goitia y Nacho. Además, apostó por Iriney y Carlos García, que llegaron del Almería y son fijos en su esquema.

Junto a ellos, una retahíla de futbolistas de renombre entre los que destacan sus dos hombres de ataque. Sergio García y Pavone, de cortes muy diferentes pero complementarios, un incordio constante para cualquier defensa. Entre los dos suman nueve gole. Junto a ellos destacan dos internacionales como el camerunés Emaná -baja para hoy- y el alemán Odonkor, dos auténticos puñales por las bandas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios