Fútbol l Tercera División

Tercera división: Un inesperado tropiezo

  • El Puerto Real, muy impreciso, cae por la mínima en su visita al feudo del Mairena

El Mairena y el Puerto Real brindaron un partido emocionante en el que los locales consiguieron una victoria trabajada, merced de un solitario gol de Gonzalo. Ese gol tempranero a favor de los blanquinegros obligó al Puerto Real a redoblar sus esfuerzos en busca de un resultado positivo que le mantuviera en los puestos de play-off.

Así, los blanquiverdes gozaron de buenas ocasiones, casi todas ellas a balón parado, pero todas ellas se encontraron con la respuesta de la ordenada zaga alcoreña y de un inspiradísimo portero Marcos. Pese a todo el resultado se mantuvo incierto hasta el final y Alexis, cuando se contabilizaba el cuarto minuto de la prolongación, rozó el empate.

Apenas comenzado el choque, Sergio Beato obligó a lucirse al meta local, tras un lanzamiento lejano. Los locales reaccionaron bien y, por medio de Gonzalo, lograron el tanto que al final les daría el triunfo. No se amilanó el Puerto Real tras el gol y siguió buscando con ahínco el portal de Marcos, aunque los locales resolvían bastante bien las situaciones comprometidas.

En el tramo final de este período, el Puerto Real apretó las clavijas y dio muestras de su calidad por medio de sus hombres más adelantados. Así, a dos minutos para cumplir el tiempo reglamentario, una falta lanzada magistralmente por Alexis superó la barrera y salió rozando el palo de la meta de Marcos.

En la reanudación, el Puerto Real siguió inquietando la meta rival y de nuevo Beato. El Mairena, por su parte, no renunciaba al ataque y también se acercó con peligro a los dominios de Raúl. Al Mairena le costaba mantener el tipo en medio campo y, por ello, los visitantes empezaron a dominar el partido con más claridad, con una buena ocasión para Beato (60'). Tres minutos después llegó la merecida expulsión de Fran Roser; pero paradójicamente, el Mairena no notó la inferioridad numérica e incluso dio un paso adelante en el campo deshaciéndose de la presión que el equipo visitante había ejercido hasta entonces. Por ello, y salvo jugadas aisladas, el Puerto Real no logró crear muchos problemas a los locales, que hicieron el juego que les convenía en cada momento.

Sólo Sergio Beato, en el minuto 73, desequilibró de nuevo a la zaga visitante y su centro al segundo palo fue cabeceado fuera de manera inexplicable por Pablo Rotundo, que tuvo tiempo y espacio para rematar. En el minuto 94, el Puerto Real tuvo su última oportunidad. El balón quedó suelto en la frontal para Alexis, pero el mediapunta blanquiverde estrelló su disparo en el cuerpo del último defensor del Mairena cuando ya se presagiaba el empate.

No hubo tiempo para más y el Puerto Real acabó perdiendo tres importantes puntos de cara a su intención de meterse en posiciones de fase de ascenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios