fútbol sala segunda división b

Técnico nuevo en el Cádiz Virgili

  • Arregui no tiene la titulación exigida y desempeñará otro cargo en el club

Nacho Arregui. Nacho Arregui.

Nacho Arregui. / cadizcfvirgili.com

El ascenso del Cádiz CF Virgili a la Segunda División B de fútbol sala traerá consigo, además del salto de categoría, numerosos cambios en la estructura deportiva del club, lo que también implicará que se produzcan novedades en el banquillo y el cuerpo técnico del primer equipo.

El entrenador del principal conjunto de la sección cadista durante las dos últimas dos temporadas, Nacho Arregui, no podrá ser quien dirija el destino del equipo amarillo en la categoría de bronce del fútbol sala español, ya que no dispone de la titulación de segundo nivel de la Real Federación Española de Fútbol, que es absolutamente necesaria para ello.

En cualquier caso, la continuidad de Nacho Arregui en el Cádiz CF Virgili está garantizada pues a partir de la temporada 2018-2019 quedará integrado en la estructura deportiva del club, con unas funciones que serán definidas y concretadas en los próximos días.

Pablo Isorna, presidente del Cádiz CF Virgili, ya ha expresado personalmente su agradecimiento al técnico en nombre de la junta directiva del club: "Nacho Arregui es una parte fundamental del proyecto deportivo del club y desde que llegó ha demostrado su total compromiso en el día a día a base de esfuerzo, valores y trabajo, mucho trabajo, lo que ha desembocado en los éxitos deportivos que ha logrado junto a Cristian Rugero y los demás miembros del cuerpo técnico. Nuestra satisfacción es poder seguir contando con él y que continúe engrandeciendo el club tal y como lo ha hecho las dos últimas temporadas".

Nacho Arregui, el exitoso técnico que llevó meses atrás al Cádiz CF Virgili hasta la tercera categoría nacional después de cuajar una temporada casi inmaculada, envió ayer una carta a esta redacción con el siguiente contenido:

"Es una inmensa alegría poder escribir estas líneas. Sirven para poner punto y seguido en mi etapa como entrenador del primer equipo del Cádiz CF Virgili.

Alegría porque cuando llegué era impensable un ascenso a Segunda División B y este año no sólo ganamos la liga brillantemente, sino que conseguimos el ansiado salto de categoría.

Pero a la titulación necesaria -de la que no dispongo- se suma que ha llegado a mi vida un terremoto del cual quiero disfrutar cada día. Quiero poder bañarlo y acostarlo cada noche y verlo crecer cada fin de semana. Una revolución de prioridades en la cual él y mi mujer están en una destacada primera posición.

La vida es cuestión de ciclos, prioridades y decisiones y yo he tomado la mía.

Seguiré vinculado al club, aportando mi granito de arena, desarrollando las funciones que pueda compatibilizar.

Sólo me queda dar las gracias a todos los jugadores con los que conviví, a la directiva que confió en mí y a los componentes del cuerpo técnico que me han acompañado en estas dos magníficas temporadas, porque sin ellos hubiera sido sencillamente imposible.

Agradecido por sentirme valorado por mi trabajo y mi tiempo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios