Fútbol | División de Honor Andaluza

Superioridad incontestable (3-0) del Chiclana ante el Alcalá

  • Marcador encarrilado desde el inicio al producirse un penalti a los 14 segundos.

Manzorro se abraza a Mochilo y Agustín en la celebración de su gol. Manzorro se abraza a Mochilo y Agustín en la celebración de su gol.

Manzorro se abraza a Mochilo y Agustín en la celebración de su gol. / Sonia Ramos

El Municipal vivió uno de sus mejores domingos esta temporada, en el que pudo celebrar la incontestable victoria del Chiclana ante el Alcalá en una mañana espléndida. Por primera vez en la temporada es el conjunto blanco el que tiene la ocasión de encarrilar el partido desde el primer minuto y lo aprovecha. A los 14 segundos se cometió un penalti sobre Crespo que Pablo aprovechó para abrir el marcador. El delantero asumió la responsabilidad que le correspondía y no falló.

La confianza extra con la que los de Lupi encararon el choque no implicó que el partido fuera a ser cómodo. A pesar de ello, las llegadas fueron claras y diversas, con Agustín y Crespo muy participativos. Pasaba la media hora cuando un balón de Mochilo que, a priori no fue un centro claro, lo peinó Manzorro cerca del semicírculo del área con su habitual elegancia. El tesón del lateral, tanto en ataque como en defensa, y la rápida visión de juego que atesora hicieron del suyo un auténtico golazo.

El Alcalá ni estaba ni se le esperaba. Solo disparó una vez a puerta en los primeros 45 minutos.A pesar del marcador final, el partido no fue especialmente vistoso, pero sí que hubo algo más de acción tras el descanso. El Chiclana supo gestionar sus minutos y Lupi empezó a introducir los cambios habituales, a excepción de Dani Fornell, que se quedó con molestias en el vestuario y salió Argudo en su lugar.

La orquesta blanca seguía sonando, las ocasiones seguían multiplicándose y el marcador se quedaba corto. Y Pablo lo sabía. Era el día de rematar lo que él mismo había empezado nada más arrancar el choque. Así lo hizo en el minuto 69 y ante la cantada de Josema, que cometió un error tremendo en su salida para intentar atajar al joven e imparable delantero en racha. El nueve chiclanero solo tuvo que cabecear a placer para que la pelota entrara a puerta vacía, mientras todo el estadio aplaudía ya durante la trayectoria. De nuevo acertaba en un balón dividido y anotaba otra diana en su cuenta, que en las últimas jornadas atraviesa un momento muy dulce

El tercer gol les dio tranquilidad, aunque tampoco llegaron a tener excesivos problemas. Si bien es cierto que los sevillanos intentaron recortar distancias y Pitu tuvo que remangarse en un par de paradas, el resultado fue justo.

A nivel constructivo, el Chiclana mostró mucho dinamismo sobre el césped, los jugadores bien adaptados en sus posiciones y de nuevo vuelven a marcharse con la portería a cero. Lupi lo achaca a "las rachas del propio deporte, que hace unos meses nos tenía en el lado opuesto".

El míster prefiere ser precavido pero ya son séptimos y los números ahora sí dan para empezar a plantearse esos objetivos que hace poco más de dos meses se quedaban en el tintero, pendiendo del hilo de la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios