TENIS MESA

"Sueño con ir a Londres 2012, por esfuerzo no va a quedar"

  • El tercer español en el ranking mundial atraviesa por su mejor momento deportivo tras completar una gran temporada en el Floymape Cartagena de la Superdivisión

El puertorrealeño Jesús Cantero, tercer jugador de tenis mesa español clasificado a nivel mundial según la ITTF, en el puesto 162 de un total de 1.708, por detrás de He Zhi Wen y Carlos Machado, afronta 2011 con el objetivo de certificar sus opciones de acudir a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. A sus 29 años recién cumplidos, milita en el UCAM-Floymape Cartagena de Murcia, en la Superdivisión española, y su trayectoria deportiva ya ha sido reconocida por la Asociación de la Prensa Deportiva de Cádiz.

-¿Dónde y a qué edad empezastes a jugar ?

-En las escuelas deportivas de Puerto Real y de ahí pase al club Astilleros Españoles, donde empecé mi perfeccionamiento técnico a las órdenes de Jin Fú.

-¿Cuántos título posees en categorías inferiores y cúal de ellos te dio mas satisfacción conseguir?

-Desde alevines a sub'21 gané muchos títulos nacionales, pero los dos mejores recordados son cuando gané el Campeonato de Espana en Puerto Real en alevines, ya que fue con mi gente, y el otro el Campeonato de Espana en Armilla (Granada), ya que salí de previas porque en el torneo clasificatorio estuve enfermo.

-¿De qué entrenador guardas mejor recuerdo?

-Para mí el mejor fue Wang Jin Fú, en los comienzos, y luego he tenido varios que me han ayudado como Gambra, Alexei Emelianov y el actual que me esta ayudando mucho a mejorar, el polaco Jarek Lowicky.

-¿Te afectó mucho el tiempo que estuviste retirado?

-Creo que sí ya que fueron dos temporadas, entre los 18 y 20 años, que es un período muy importante para formarse como jugardor absoluto. Pero las condiciones que me rodeaban eran desfavorable por lo que decidí colgar la pala hasta mejor ocasión. Y llegó de otra comunidad, la murciana, de gente que apostó por mí.

-¿Eres consciente del salto cualitativo que has dado en los dos últimos años ?

-Bueno, por los resultados parece que sí he mejorado, pero yo sigo siendo el mismo. Cada día entreno con ilusión para intentar cumplir los objetivos prefijados. Y con respecto a Londres 2012, lo voy a intentar con todas mis fuerzas, por esfuerzo no va a quedar. Me hace una gran ilusión.

-¿A qué achacas tu espectacular subida de los últimos meses?

-Lo achaco sobre todo al apoyo recibido de mi familia. Si no fuera por ellos seguro que no jugaría. También algo fundamental es el trato que me dan en mi club. Gracias a eso empecé a coger confianza. Quería corresponder al apoyo que me habían dado en los momentos más críticos. Y, lo último, lo más fundamental, ceer fielmente en mis posibilidades.

-¿Cúantas horas entrenas cada día y qué rutina de preparación física alternas con el entreno?

-Estoy entrenando de lunes a viernes dos veces cada día, en sesiones de 90 minutos cada una. Aparte tengo una planificación que me hizo mi entrenador de tres días mínimos por semana, una hora de preparación física y si no hay competición un día más.

-¿Cómo fue tu periplo de jugador en la Bundesliga alemana?

-Fue una aventura agradable en la que aprendi mucho en materia de disciplina e hizo que me formara como jugador y más aún como persona. Lo aconsejo, es muy formativo en todos los sentidos.

-¿Aconsejas a los jugadores españoles con nivel suficiente hagan sus pinitos en el extranjero?

-Sin lugar a dudas. Es otro mundo del que se aprende mucho y ves como tu deporte esta bien valorado fuera de nuestras fronteras. Se aprende jugando con todo tipo de jugadores, no siempre con los mismos como pasa aquí.

-¿Qué te enseñó la competición internacional?

-Que el que tienes delante es igual que tú, lleva una pala en la mano y también se pone nervioso ante un rival. Con eso quiero decir que contra todo el mundo se puede jugar si te lo propones, lo unico que se necesitas es ambición.

-Por último, ¿qué consejos darías a los jugadores jóvenes españoles con posibilidades, referidos a la disciplina, trabajo y motivación?

-Lo primero es que siempre tienes que tener activa la motivación de mejorar cada día, no sólo a nivel nacional sino internacional, que es el verdadero campo competitivo para medir tus posibilidades. También que para llegar a niveles altos hay que sacrificarse trabajando mucho y, a veces, emigrar fuera de casa para poder seguir progresando si de verdad se quiere llegar a ser alguien en esta disciplina olímpica. Y, por último, algo que siempre me inculcó mi madre en casa, que es que hace más el que quiere que el que puede. Nunca hay que darse por vencido. En este mundo todos barren para casa pero como siempre digo yo, de sueños se vive. Así que no hay que darse por vencido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios