Fútbol· Tercera División

Sorpresa en el Iberoamericano (2-3)

  • El San Fernando sucumbe frente a un Cádiz B que derrocha efectividad.

Así es el fútbol. Y así se lo contamos.En este bendito deporte el dicho de que nada es verdad ni mentira sino del color con que se mira está más que arraigado. Ahora, a bote pronto, a partido pasado, unos dirán que fueron lo suficientemente efectivos y lo tremendamente ordenados para dar la sorpresa de la jornada en el Iberoamericano.Y otros..., pues otros le echarán la culpa a la mala suerte, al empedrado, que bien merece mención aparte, y al fallar tantas y tantas ocasiones.

En el fútbol, perdonas y lo pagas.Y ya el San Fernando tiene que comenzar a ser veterano en estas lides, no en vano es la segunda vez que le pasa esta temporada y la tercera si añadimos la Copa Federación. Ayer el Cádiz B dio una inesperada sorpresa, se llevó tres puntos que no le terminan de vaciar el agua, que estaba al cuello, pero si le da una moral envidiable.Y deja al San Fernando pensativo, buscando porqués y con la certeza de que si no se acierta en las ocasiones, lo pagas.

Imposible tener más efectividad sin balón. La primera media hora de juego fue por completo del equipo azulino, que tuvo hasta cuatro claras oportunidades para desestabilizar la balanza por mediación de Tati, tras un centro de Ñoño (10’), Jorge Herreros a un pase de Tati (11’), de nuevo Ñoño tras un centro de Dani Martínez (13’) y Gabi, al que se le anuló un gol aparentemente legal (16’). Una vez rebasada esta media hora, en una jugada aislada, en una contra inesperada, José Mari sirvió a Carri para que éste abriera de manera sorpresiva los ojos de los aficionados azulinos.

Tras el gol, noqueo isleño e incertidumbre en el descanso de un partido espeso, donde el verdadero protagonista era el estado en el que se encuentra el césped del otrora Bahía Sur, en una palabra, lamentable.

Tras el parón, cuando parecía que los isleños lo tenían todo para igualar la contienda, una nueva contra, en esta ocasión llevada por Carri y rematada con maestría por Canty, llevó la desesperación a unos y la algarabía a otros.

Ya fue todo desordenado, con el corazón, sin mirar la cabeza. En el 62’ Gabi tuvo una clara que repelió Manu López, en el 63’ fue Pablo el que remata abajo y en el 71’ Sana anuncia que llegaba el tercero, ese que anotó de manera espectacular el cadista a la salida de un córner también inesperado.

El zafarrancho de combate llegó con el 1-3 de Jorge Herrero porque los isleños vieron la posibilidad, esa que quedó rota con el gol anulado a Héctor y con el penalti que fallaba, en el 85’, Tati.Carlitos volvió a dar esperanza en el 87’ con su gol y tras éste la tuvieron Dani Martínez, que estrelló el balón en el travesaño, un remate de Gabi que sacó el mismo Tati inexplicablemente y las dos últimas de Tati yHéctor que no tuvieron fortuna. Todo ello en un trepidante descuento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios