Liga de Campeones

Sólo uno quedará de pie

  • Manchester United y Real Madrid prometen espectáculo con la guinda de la vuelta de Cristiano a Old Trafford Dos colosos y favoritos, frente a frente

Manchester United y Real Madrid pelearán en el Teatro de los sueños por pasar a los cuartos de final de una Liga de Campeones que perderá prematuramente a uno de los favoritos al título. Old Trafford propondrá un escenario espectacular para un duelo abierto tras el 1-1 de la ida y con numerosos focos de interés: el duelo táctico entre Alex Ferguson y José Mourinho, el regreso de Cristiano Ronaldo a la casa que fabricó la estrella o los mil partidos del galés Ryan Giggs con el United.

Ambos equipos parecen llegar en su mejor momento al partido. Si el conjunto de Ferguson es líder destacado de la Premier League con 15 puntos de ventaja sobre el segundo, el Real Madrid ha encadenado dos victorias seguidas en sendos clásicos ante el Barcelona, lo que puso su moral por las nubes. Además, el último triunfo blanco llegó dando minutos de descanso a piezas tan importantes como Khedira, Özil, Xabi Alonso o el mismísimo Cristiano Ronaldo.

El Manchester United entiende que si elimina al Real Madrid, puede soñar con todo. Y el partido de ida le sirvió para ganar autoestima. "Superar al Real Madrid sería dar un paso adelante", aseguró Ferguson. La gran cuestión es ver si el entrenador británico plantea un partido con precauciones ofensivas a pesar de jugar delante de su hinchada o si, por el contrario, ataca al Real Madrid, como seguramente desee Mourinho.

Ferguson ha dicho que en madrid su equipo se sintió a gusto y que no pasó por excesivos sobresaltos. Por eso, es probable que repita intenciones y opte por cerrar espacios atrás, fiando sus opciones a la electricidad de sus atacantes. La gran duda del técnico escocés es el defensor Phil Jones, con una lesión de tobillo. Ayer no se entrenó y parece difícil que pueda jugar. Esa circunstancia abre la posibilidad de la entrada de Giggs en el equipo para alcanzar la histórica cifra de mil partidos como profesional, la gran mayoría con la camiseta del United. El ataque se basará en tres puntales fundamentales, comenzando por Shinji Kagawa, quien el sábado hizo un hat-trick en el triunfo 4-0 al Norwich City. El japonés estaría por detrás de la dupla formada por Wayne Rooney y Robin van Persie.

El Real Madrid llegó a Old Trafford con la moral por las nubes y agarrado al excelente momento de forma de Cristiano Ronaldo, el jugador del momento, quien visita a su antigua casa por primera vez desde 2009. El portugués dejó Manchester tras jugar 292 partidos oficiales y marcar 118 goles. Pero en el Real Madrid mejoró todavía más y ahora presenta una estadística de 186 tantos en 184 encuentros con la camiseta blanca. Nadie oculta que una de las grandes llaves del partido está en manos del portugués. Es la gran baza del Real Madrid y la mayor preocupación del Manchester United. "Tengo un plan para pararlo. Se llama machete. Y tengo un plan B: una ametralladora", declaró Ferguson con sentido del humor.

Vista su alineación del sábado, Mourinho no escondió que jugará con futbolistas como Khedira, Özil e Higuaín. Además, se incorporarían Xabi Alonso, si el pubis le deja, y Di María, quien cumplió sanción en el partido de la Liga española. La única duda es ver si Mourinho alinea a Pepe y Varane como centrales, trasladando a Sergio Ramos a la derecha. Pero los más probable es que éste siga como central y la incógnita es saber si su acompañante es Pepe o Varane. Mourinho declaró hace un mes que "es el duelo que todos quieren ver". Y el incierto resultado de la ida redobló el interés.

"Va a ser una noche especial. Probablemente somos los dos clubes más grandes del mundo y es el partido que todos estamos esperando", resumió Wayne Rooney.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios