Deportes

Sobredosis de cadismo para conmemorar el Centenario

  • El club se olvida de sus males por un día y festeja su primer siglo de vida con una modesta celebración

Calor, Levante, atasco en la Avenida principal... El 10 de septiembre de 2010 hubiera sido una jornada más en la Tacita de Plata si el Cádiz no hubiera celebrado su Centenario. La conmemoración del cumpleaños fue modesta, como la de una familia con apreturas económicas, pero no por ella exenta de amor al escudo y a los colores amarillo y azul en una fiesta de exaltación del cadismo que se desarrolló en diversos puntos de la ciudad.

Nunca hubieran podido imaginar los jóvenes que empezaron a dar patadas a un balón en el barrio de Santa María que justo un siglo después un sentimiento fuera causa común en la ciudad y buena parte de la provincia. El Cádiz de los ascensos y los descensos, el de los éxitos y los fracasos, festejaba su ya centenaria historia con cuatro actos y una apuesta colectiva: regresar lo antes posible a Segunda División.

La bandera con el logotipo del Centenario del Cádiz luce desde el mediodía de ayer en la Avenida, a la altura de la plaza Elio, en lo alto de un mástil desde donde seguramente se divisa un Estadio Ramón de Carranza en obras en su zona principal. El acto del izado congregó a autoridades políticas, consejeros del club, accionistas, cuerpo técnico, jugadores, ex jugadores, aficionados y medios de comunicación.

Mientras los aviones que mañana protagonizarán la exhibición aérea se colaban en la fiesta con su ruidoso ensayo, Enrique Huguet, uno de los consejeros del club, ejercía de maestro de ceremonias en el acto de izado de la enseña emblemática. "Gracias a todos los cadistas que hicieron posible llegar a cumplir cien años. La bandera es un paso más y se empieza a escribir la historia de Bicentenario del Cádiz en la que colaborarán nietos y biznietos porque los sentimientos fuertes nunca mueren".

"Contenta y agradecida por estar aquí como alcaldesa y aficionada", Teófila Martínez aludió en su intervención a todos los directivos, entrenadores, jugadores y aficionados que han sentido los colores del club durante su historia. Desde la perspectiva municipal agradeció a todos los concejales del Ayuntamiento que durante estos cien años han puesto su cariño en ayudar a la entidad amarilla. "Somos una afición y una ciudad muy querida y respetada en toda España", aseguró la alcaldesa, que mostró su deseo de que la celebración del Centenario del Cádiz se extienda un poco más y coincida con la conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812.

ofrenda a la patrona

La bandera que resume la historia del Cádiz quedaba como testigo de los atascos en la Avenida mientras la conmemoración se trasladaba a Intramuros y adquiría un tono religioso con la ofrenda floral dedicada a la Patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario, en la iglesia de Santo Domingo.

El entrenador, Risto Vidakovic, el capitán, Raúl López y Enrique Huguet portaron la cesta con flores que depositaron junto al altar del templo dominico en una ceremonia a la que acudieron la plantilla y los consejeros. El prior del convento, Pascual Saturio, dirigió unas cariñosas palabras al Cádiz, que "es más que un equipo, es una familia". A los jugadores y técnicos que son de fuera explicó que el club amarillo "es una esponja que absorbe y aglutina a la ciudad entera" .

Sentidas fueron las palabras que Martín José García hilvanó sobre la relación entre el Cádiz y la Virgen del Rosario. "Los cadistas, como buenos gaditanos, no sólo pedimos su protección y ahora comparecemos a los pies de la Patrona para darle gracias por los 100 años". El presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías y hasta hace poco consejero del club citó algunos de los cadistas de pro "que nos han dejado": Irigoyen, Rovira, Macarty, Alfonso Torrejón, Camilo Liz, Vicente Alonso, De Diego... "Por vosotros va este Centenario", concluyó.

almuerzo

De la iglesia de Santo Domingo, a El Corte Inglés. En el restaurante del centro comercial Bahía de Cádiz se celebraba un almuerzo en el que se dieron cita accionistas, consejeros, autoridades políticas, jugadores, ex jugadores, representantes de aficionados y de medios de comunicación, además del actual cuerpo técnico y los capitanes de la plantilla. Especial fue el reencuentro entre varias generaciones de jugadores que disfrutaron recordando anécdotas que forman parte de la historia del Cádiz.

sello conmemorativo

El almuerzo de convivencia dio paso, ya por la tarde, a la presentación del sello que Correos dedica al Cádiz con motivo de su Centenario. El acto, celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento, estuvo presidido por el concejal delegado de Deportes, Vicente Sánchez, el jefe provincial de Correos, Juan José Pedregosa, y el accionista del Cádiz Francisco Puig.

El sello reproduce el logotipo creado para conmemorar los 100 años y el escudo del club sobre un fondo amarillo que cubre toda la superficie. El logo aparece sobre un balón de fútbol dentro de la red de una portería en una representación alegórica del fútbol y de una jugada de gol.

Debajo del escudo aparece la leyenda Cádiz CF 1910-2010, impresa en color azul, al igual que el valor del franqueo sellado, 0,34 euros.

Impreso en huecograbado y con un formato de 40,9 x 28,8 milímetros, Correos ha realizado un tirada de 315.000 ejemplares que se pueden adquirir desde hoy en la red de oficinas postales de toda España.

máximo accionista

El máximo accionista y ex presidente del Cádiz, Antonio Muñoz, estuvo presente ayer en los actos. Al margen de la situación deportiva, económica e institucional, el de ayer era un día festivo. "He querido, quiero y seguiré queriendo al Cádiz", señalaba Muñoz mientras destacaba la importancia del Centenario. Sobre su trayectoria en la entidad, Muñoz afirmaba que durante muchos años "he antepuesto los intereses del Cádiz a los míos".

La efeméride coincide con una difícil situación. A Muñoz le preocupa más "lo deportivo que lo económico", apuntaba mientras restaba importancia que el club esté en Ley Concursal. "Cuando llegamos estaba en suspensión de pagos y el único patrimonio que tenía era la sede de Cánovas del Castillo, sin estructura y el Cádiz no tenía prácticamente nada. Hoy en día tiene un patrimonio superior al pasivo y vamos a pasar un año en lo económico bueno si controlamos el presupuesto". Muñoz adelantó que se seguirán celebrando eventos relacionados con los 100 años del Cádiz, si bien recordó que "todos los actos se tienen que autofinanciar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios