segunda andaluzachampions

El Sevilla se juega en Lyon el pase a octavos de final

El Olympique de Lyon y el Sevilla se juegan su futuro en la Champions en un duelo a cara o cruz en el que ambos luchan por pasar a octavos de final y que el equipo andaluz, vigente campeón de la Liga Europa, afronta como una final pese a que le vale perder por la mínima.

Los andaluces, segundos del grupo con 10 puntos, a uno del líder Juventus y con tres de ventaja sobre los franceses, viajan con la única idea de ganar, a pesar de que les serviría un empate e incluso una derrota por un tanto de diferencia, al superar en ese supuesto al Lyon por el coeficiente tanto general como particular de goles.

El conjunto sevillista sigue tercero en la Liga con 27 puntos, aunque decepcionó en su último partido al perder 2-1 con el Granada, entonces colista, y encara con la máxima ilusión esta última jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Le dolió desaprovechar la ocasión de lograr el pase en la jornada anterior, al caer por 1-3 con la Juve cuando un empate le hubiera bastado, pero el Sevilla depende de sí mismo para seguir creciendo como equipo y acrecentando su prestigio, hasta ahora labrado sobre todo por sus cinco títulos de la Liga Europa/Copa de la UEFA, los tres últimos seguidos.

El equipo dirigido por Jorge Sampaoli, que está sancionado y le suplirá en el banquillo su segundo, Juanma Lillo, no ha perdido fuera en esta fase de grupos (empató 0-0 en Turín y ganó 0-1 en Zagreb), y recupera para esta cita crucial a dos hombres imprescindibles: el lateral zurdo Escudero y, sobre todo, al organizador francés Samir Nasri, tras superar sus lesiones.

Pierde por sanción a un fijo en el once, Franco Vázquez, al que podrían relevar Pablo Sarabia o Vicente Iborra en la medular si alinea un equipo más atrevido, o bien el argentino Matías Kranevitter si apuesta por una mayor contención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios