Fútbol l Copa del Rey

El Sevilla se acerca a la final

  • El equipo de Jiménez obtiene dos goles de ventaja para la vuelta en Getafe

sevilla: Palop, Adriano, Stankevicius, Escudé, Fernando Navarro, Jesús Navas, Zokora, Renato, Perotti, Luis Fabiano (Kanouté, 67') y Negredo (Romaric, 36') (Duscher, 86'). getafe: Ustari, Cortés, Cata Díaz, Mario, Mané, Casquero, Boateng, Pedro León, Parejo (Albín, 72'), Manu Del Moral (Miku, 78') y Soldado. Árbitro: González Vázquez (gallego). Mostró tarjeta amarilla a Soldado, Zokora, Romaric, Adriano, Stankevicius y Duscher. Goles: 1-0 (45') Luis Fabiano. 2-0 (78') Mario, en propia puerta. Incidencias: Partido de ida de las semifinales de Copa, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 28.000 espectadores.

El Sevilla dio un paso de gigante para alcanzar la final de la Copa del Rey tras vencer (2-0) en el Ramón Sánchez Pizjuán a un Getafe que tuvo sus opciones en la primera parte, pero que fue superado por los goles de Luis Fabiano y Mario en propia meta.

El partido tuvo un inicio prometedor del conjunto local, que a los 20 segundos tuvo la primera ocasión. Un centro desde la derecha de Jesús Navas fue rematado por Luis Fabiano que no pudo precisar el disparo y mandó el esférico a la grada. Poco a poco el Getafe iba conteniendo las escasas acometidas del Sevilla, que pudo adelantarse con una buena internada de Adriano en el minuto 9, quien se incorporó al ataque y, tras una buena pared con Álvaro Negredo, disparó flojo.

Pero la primera gran ocasión la tuvo Del Moral pocos minutos después, tras recibir una buena asistencia de Daniel Parejo, quien tras esquivar con facilidad al lituano Stankevicius cedió al balón a su compañero, lo que obligó a Palop a lucirse y desviar el esférico a saque de esquina.

El discreto juego sevillista, que carecía del control en el centro del campo, motivó que Manolo Jiménez optara en el minuto 36 por prescindir de Negredo y reforzar la medular con Romaric, un cambio muy protestado.

Sin embargo, el inteligente movimiento táctico surtió el efecto deseado, ya que Luis Fabiano se convirtió en el referente ofensivo y de sus botas salieron las mejores ocasiones sevillistas.

Pudo adelantar el brasileño a su equipo en el minuto 40 tras un disparo a bocajarro dentro del área pequeña tras una conexión con Navas, que obligó a Ustari a firmar la parada de la noche.

Pero el premio llegó en el último segundo antes de llegar al descanso después de una buena internada de Adriano que recibió el balón de Navas y centró con sentido al área, donde Luis Fabiano remató picando el balón sobre la salida en falso de Ustari para alojar el balón al fondo de la red.

El gol dio tranquilidad al Sevilla, que salió en la segunda mitad mejor asentado que un aturdido Getafe y pudo incrementar su ventaja en tres ocasiones por parte de Romaric. El marfileño se encontró con el balón en el 49, 55 y 60 pero no pudo definir.

El partido entró en una dinámica de espera en la que el Sevilla no terminaba de romper y el Getafe parecía conformarse. Los entrenadores movieron ficha y Kanouté sustituyó al goleador Luis Fabiano en el minuto 67 en el Sevilla, mientras en las filas azulinas, Albín entró en el campo por un desafortunado Parejo.

Pero cuando el partido decaía, resurgió la figura de Navas para sentenciar. El sevillista, eléctrico en la carrera, profundizó por su banda derecha e hizo el pase de la muerte, aunque la fortuna quiso que el defensa Mario desviara el balón al fondo de su propia meta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios