Fútbol | Segunda División B

Sanluqueño-Balona, derbi muy atractivo en El Palmar

  • Los verdiblancos, a olvidar el tropiezo en Talavera; los albinegros, con problemas en la portería

Rafa Carrillo grita en el banquillo. Rafa Carrillo grita en el banquillo.

Rafa Carrillo grita en el banquillo. / p.b.

Sanluqueño y Balona reeditan esta tarde en El Palmar un derbi con mucha solera al que llegan ambos conjuntos situados en la zona media-alta de la clasificación. Los de Rafa Carrillo ocupan la sexta plaza con 10 puntos sumados en las primeras cinco jornadas, mientras que los linenses están dos puestos más abajo pero a tan sólo un punto de distancia.

El cuadro verdiblanco afronta el encuentro después del severo correctivo que les infligió el Talavera (3-0) y con el objetivo de hacer borrón y cuenta nueva para seguir mostrándose fuerte en El Palmar, terreno en el que ha ganado sus dos últimos encuentros. Por su parte, el cuadro balono cayó en su salida a Melilla (3-1) y no pasó del empate en el Municipal de La Línea ante el Sevilla At. (1-1), por lo que acude al derbi algo más necesitado de puntos.

Con la Liga recién iniciada, el Sanluqueño está a dos puntos de la fase de ascenso y a tres del descenso y la Balona a tres de arriba y a dos de abajo, por lo que una victoria daría pie a abrir un poco las distancias. No en vano, el primer objetivo que tienen ambas escuadras -más aún el Sanluqueño, recién ascendido- es mantener la categoría y, a partir de ahí, soñar con algo más grande.

Rafa Carrillo sólo tiene que lamentar las bajas de Juanfran, que sufre una lesión en la rodilla derecha que le mantendrá fuera de los terrenos de juego al menos durante un par de semanas más, y Mario, que no se ha recuperado de las molestias en un abductor. El resto de la plantilla está disponible, si bien Diego García arrastra alguna molestia física que, no obstante, no le impedirán vestirse de corto.

La Balona sí acude a la cita con algún problema más, sobre todo en la portería. Javi Montoya, hasta ahora titular en la meta linense, sufrió una lesión en el partido del pasado fin de semana contra el Sevilla Atlético, y David Robador, portero que le suplió, debe cumplir dos partidos de sanción tras ser expulsado al término del encuentro ante los sevillistas. Esto implica que uno de los dos metas del juvenil -José Antonio o Manu- tiene todas las papeletas para formar de inicio en la meta de la Balompédica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios