fútbol lLiga BBVA

Del Sánchez-Pizjuán, al Calderón

  • Gregorio Manzano firma por una campaña en el Atlético y vuelve ocho años después

Gregorio Manzano, nuevo entrenador del Atlético de Madrid, firmó ayer por una temporada con el club rojiblanco y será presentado en los próximos días, después de horas de negociaciones entre ambas partes en el día de ayer.

El técnico jiennense, de 55 años, fue finalmente el elegido para el banquillo del conjunto madrileño, después del fichaje de Luis Enrique por la Roma y por delante de Joaquín Caparrós, con el que contactó la pasada semana la entidad madrileña, aunque el club ya se había decantado por la contratación de Manzano.

El Atlético inició las negociaciones con él en las oficinas en Madrid de Manuel García Quilón, su representante, en unas conversaciones en las que participaron José Luis Pérez Caminero y Clemente Villaverde, director deportivo y gerente del club rojiblanco, respectivamente. La negociación continuó en el estadio Vicente Calderón y posteriormente todos ellos compartieron una comida que se prolongó durante más de dos horas y media. A las 19:00 horas, el Atlético de Madrid anunció oficialmente, en un comunicado en su página web, el acuerdo con el técnico y la firma del contrato por una temporada.

Manzano, que será presentado en los "próximos días", probablemente el viernes, la opción que el Atlético maneja con más fuerza, sustituye en el banquillo rojiblanco a Quique Sánchez Flores, que finalizaba contrato y que tanto por su parte como por la del club habían desestimado desde hace meses una posible renovación.

El técnico dirigirá la próxima campaña al conjunto madrileño con el reto de devolverle a los primeros puestos de la clasificación y con el objetivo de las plazas de Liga de Campeones. Será la misión del entrenador en su segunda etapa en el Atlético. En la primera, en 2003-2004, el equipo acabó en la séptima posición.

Un exigente reto para la amplia trayectoria del técnico en Primera División, donde suma 389 encuentros, resumidos en 146 triunfos, 93 empates y 150 derrotas desde su debut en la máxima categoría en 1999-2000, cuando dirigió al Valladolid, al que dio el salto tras entrenar varios años a equipos de Tercera y Segunda B. Quince triunfos, cinco empates y trece derrotas fue su balance en el Sevilla en su última temporada en la élite como entrenador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios