Deportes

El San Fernando toma oxígeno

  • Un genial Casares, autor de los dos goles isleños, permite a su equipo hacerse con los tres puntos en juego doblegando a un Linares que no se da por vencido y que busca la igualada hasta el pitido final

Comentarios 3

En el primer periodo se fraguó una valiosa victoria para el San Fernando, que se llevó los tres puntos de Linarejos donde los locales estaban en su mejor momento de la temporada. Es la primera derrota de Tomé con el equipo de Jaén, un tropiezo donde Javi Casares, con dos goles en el primer periodo; después, el equipo de Iriondo aguantó bien las embestidas locales. Con estos tres puntos, el conjunto gaditano se toma un gran respiro en la clasificación.

El Linares y el San Fernando se enfrentaron en un terreno de juego empantanado pero dispuestos a pelear por los puntos. El conjunto local comenzó el partido nadando -nunca mejor dicho- con soltura sobre lo que en lugar de césped parecía una piscina.

A los pocos minutos ya había disfrutado de tres córners y de varias ocasiones de peligro. La más clara un disparo de Chico que hizo olvidar a los espectadores que estaba lloviendo y que hacía frío. Mientras tanto el San Fernando seguía a verlas venir e intentando repeler sin éxito las acometidas del rival que prefirió el juego directo. Es imposible jugar al fútbol en una huerta. Tantas ocasiones sin que el cántaro se rompiese no vino muy bien. Que la grada pensase que el partido estaba en el bolsillo era lo de menos.

Lo peor es que los profesionales del Linares se lo empezaron a creer. Y se relajaron. Castillo parece tener más cuentas pendientes que la angustia de una temporada -la pasada- sin cobrar. El año pasado hizo de la banda de Linarejos una propiedad privada y, por lo que paso ayer, parece que se resiste a arrendarla. Fue el mejor de la primera mitad junto a Casares. Precisamente, los dos protagonistas del primer gol. Castillo intentó marcar y Casares (23') aprovechó el rechace.

Después, mucha disputa y discusión por un gol anulado al Linares en el minuto 25. Al borde del descanso Casares volvió a las suyas y marcó el segundo, con un preciso disparo, cuando el primer periodo encaraba ya su recta final. Genial Casares en este primer acto. El partido se allanaba para el San Fernando y el Linares tenía que espabilarse un poco si no quería perder cualquier opción tras el descanso. Y es que los visitantes se adaptaron a la perfección a las complicadas condiciones en las que se jugó el encuentro. Ante un terreno tan lamentable, nada de florituras, seguridad en la parte defensiva ante las oleadas del Linares en los balones aéreos, y efectividad en las pocas llegadas que se pudieran dar.

En la segunda mitad pasó lo que suele pasar en el fútbol cuando un equipo empieza con cierta ventaja en el marcador. El San Fernando intentó defender desde el centro del campo y el Linares disfrutó de muchas más ocasiones. Sólo Castillo parecía animado a buscar algo más.

Pero su mejor aliado, Casares, empezó a sufrir el esfuerzo realizado durante la primera mitad. Al final el Linares obtuvo su premio y puso emoción. Después de un centro perfecto de Pedro Díaz, Fede aprovechó un error de Wicha para marcar el primero de los locales. El San Fernando se había dedicado a administrar el marcador ya ignorando por completo la opción de ataque, y con el uno a dos el encuentro se ponía de nuevo en un puño.

Afortunadamente para los gaditanos sería el último gol del partido. En el último suspiro llegó el susto, cuando el colegiado señaló una falta al borde del área de los isleños que sale muy lejos de la portería en el lanzamiento erróneo de los locales. Sufrió mucho el San Fernando para lograr un resultado muy justito pero que le otorga tres puntos que le dan oxígeno. El equipo supo defender bien en esos minutos finales y se lleva una victoria con sabor a regalo navideño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios