Segunda División B

El San Fernando paga un alto precio por sus errores (2-0)

  • Dos fallos defensivos facilitan la victoria del Cartagena pese al dominio del conjunto isleño, valiente desde el pitido inicial y que se coloca quinto

Los jugadores cartageneros celebran un gol en presencia del azulino Herrero. Los jugadores cartageneros celebran un gol en presencia del azulino Herrero.

Los jugadores cartageneros celebran un gol en presencia del azulino Herrero. / Sportcartagena

El San Fernando volvió de vacío de su visita al Estadio Cartagonova donde cayó por 2-0 en un encuentro que no mereció perder. Pero perdonaron los visitantes en sus ocasiones y, además, cometieron dos fallos en defensa que le costaron dos goles ante un Cartagena que, aparte de esas acciones, apenas tuvo presencia en ataque.

El encuentro comenzó con un San Fernando que sorprendía a propios y extraños al dejar claro que no había llegado al Cartagonova a guardar el empate. Los isleños salieron a por todas y desde el pitido inicial dominaron casi por completo el encuentro, controlando bien el centro del campo, donde Carri y Raúl se imponían con claridad a Vitolo y Cordero.

Eso sí, el dominio del San Fernando apenas se traducía en ocasiones claras y lo cierto es que el juego transcurría casi por completo en el centro del campo. Pese a ello, en el minuto 9 era el Cartagena el que protagonizaba la primera aproximación del encuentro en una buena jugada por banda izquierda que remataba Julio Gracia con un remate que se iba alto.

La replica de los de La Isla se hizo esperar y no fue hasta el minuto 19 cuando el San Fernando dispuso de su primera ocasión en un tiro cruzado de Carri que atrapaba el meta local, Joao Costa, sin demasiados problemas.

Llegaban entonces los mejores momentos de los visitantes, que en el 21’ volvían a llevar peligro hasta el área contraria, esta vez en un lanzamiento de falta que ejecutaba Carri, pero que tampoco veía puerta y se iba fuera por muy poco. En el 23’, la jugada la protagonizaba Pedro ríos, plantándose al borde del área, donde se la ponía, cómo no, a Carri, que sin embargo volvía a fallar desde dentro del área.

Perdonaba el San Fernando, que a partir de ahí volvió a ejercer un control estéril del balón ante un Cartagena que sólo despertó en los últimos minutos, cuando intentó por todos los medios sacudirse el dominio de los visitantes y se lanzó en busca de la puerta de Gálvez. Y así llegaron algunas ocasiones para el equipo local, la primera en el minuto 39 en un remate de Aketxe que se iba alto. En el 42’ era Cordero el que obligaba a intervenir de nuevo al guardameta isleño, y en el 45’ Gracia remataba tras una buena pared con Moyita en otra gran jugada de los locales que abortaba de nuevo Rubén Gálvez, convirtiéndose así en el protagonista de la recta final de esta primera mitad.

Tras el descanso volvía a ser el Cartagena el que parecía más enchufado y a los seis minutos de la reanudación Colo tenía que emplearse a fondo para taponar el chut de Julio Gracia. Apretaban los locales en busca de la puerta contraria y Cordero volvía a poner a prueba a la defensa del equipo azulino, que aguantaba las embestidas con entereza y sin perder los nervios ni la posición.

Pasados diez minutos de esta segunda mitad el San Fernando estiraba líneas y volvía a aparecer su centro del campo con la buena labor de los veteranos Bruno Herrero y Pedro Ríos que le daban más presencia en el campo y en el 56’ veía como le anulaban un gol por falta previa. En el minuto 57 era Oca el que tenía una buena ocasión para los isleños tras un saque de esquina ejecutado por Bruno Herrero, pero su tiro se iba alto.

Se rehacían los azulinos, que cada vez llegaban con mas insistencia al área local y en el 60’ era Carri el que probaba suerte, pero su disparo iba directo a las manos de Joao Costa.

Sin embargo, cuando mas volcado estaba el San Fernando sobre el área contraria, en el minuto 62, llegaba el gol del Cartagena cuando Diego Simón, al intentar despejar un centro al área de Santi Jara que no entrañaba peligro, acababa introduciéndolo en su propia meta.

El gol fue como un jarro de agua fría para el San Fernando, que a partir de ahí lo intentó, pero lo hizo más con el corazón que con la cabeza y apenas generó ocasiones de peligro ante un Cartagena que, con el marcador a favor, dio un paso atrás y centró sus esfuerzos en defender el marcador.

Aún así, los locales supieron aprovechar a la perfección los espacios que dejaba su rival en su intento por empatar y así, al contragolpe, llegaba el gol de la sentencia en el minuto 79, en un remate de Santi Jara ante el que nada pudo hacer Rubén Gálvez.

De ahí al final, más de lo mismo, un quiero y no puedo de los visitantes que, una y otra vez, se estrellaban ante el muro defensivo impuesto por el equipo local y que ya no dispusieron de mas ocasiones de gol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios