FÚTBOL | COPA DEL REY

El San Fernando no encontró la felicidad completa (0-2)

  • Al equipo isleño se le atraganta la Copa y en dos minutos fatídicos cae eliminado ante el Castellón

Francis Ferrón lucha con Iago Indias por la posesión del esférico. Francis Ferrón lucha con Iago Indias por la posesión del esférico.

Francis Ferrón lucha con Iago Indias por la posesión del esférico. / San Fernando CD

No pudo ser. Si el San Fernando hubiese pasado la ronda de la Copa del Rey la semana hubiese sido redonda y la felicidad sería tremenda en el seno del equipo azulino. Pero faltó la guinda de una competición complicada, ante un equipo complicado y en unas condiciones complicadas para que tocase la felicidad completa. Pero bueno, la familia azulina se tiene que guardar en el bolsillo los tres partidos, ante Balona, Recre y Marbella, ganados de manera consecutiva. Y olvidar el mal trago de una copa que, si se hubiese prolongado, tendría su continuidad el Día de Reyes.

Pero pasó el Castellón. Y lo hizo porque aprovechó la primera mitad, dos minutos de acierto y tuvo el oficio suficiente para aguantar las embestidas azulinas en la segunda parte. Por ello, como resumen principal podríamos decir que los de La Isla no estuvieron bien en la primera parte, mejoraron en la segunda parte, pero les faltó la profundidad necesaria para acortar distancias en el marcador, lo que le hubiese dado un arreón de ilusión y hubiese terminado de transformar un choque que, a todas luces, estuvo controlado por el equipo castellonense.

Stankovic hizo varios cambios en el equipo titular al que nos tiene acostumbrado. El equipo había hecho un gran desgaste en una semana con tres partidos disputados y no quedaba más remedio que dar descanso a varios jugadores tocados y, de paso, dar oportunidad a los que trabajan, codo a codo, durante la semana en busca de un puesto en el titular.

Así, los dos laterales fueron diferentes, entro Stanic, que debutaba, en la izquierda, y Ballabio en la derecha. Esto ‘obligaba’ a poner a Gabi Ramos de central junto a Juan Rodríguez. Lolo González actuaba por delante y en la media punta entraba Gerard Vergé, junto a Sandro Toscano.Una banda para Manu Moreno, que abandonaba el lateral para jugar en su posición natural, y la otra para Jorge García, titular por primera vez esta temporada. El ataque correspondía a Francis Ferrón.

Pero no funcionó la fórmula. En un principio porque el Castellón, en la primera mitad, apretó de lo lindo, sobre todo en la banda izquierda y, por otro lado, porque el equipo foráneo dominaba con más claridad el centro del campo, contaba con más posesión del balón y, por ende, era el dueño del encuentro.Aún así fueron los isleños, en el 7’ los que abrieron fuego con un disparo de Ballabio que atajó Óscar. Ya avisaron los castellonense en el 15, en un remate que Sandro Toscano tuvo que sacar de debajo de los palos. Insistieron en el 20 con un disparo de Iñigo Muñoz, que atajó Matías y volvieron a percutir en el 30’ con otro disparo de Víctor al que respondió de igual manera el cancerbero debutante del cuadro azulino.

Se temía lo peor, y esto llegó en el 35’. Gus Ledes, amo y señor de la zona ancha enganchó un disparo que se coló lejos del alcance del portero argentino. El tanto noqueó a los isleños que siguieron pasando apuros en las postrimerías del gol visitante. Tanto fue así que, dos minutos después y con un equipo tambaleándose, Iñigo Muñoz se encargó directamente de mandarlo a la lona con el cero a dos y al aprovechar un balón suelto en el área azulina y anotar con su pierna ‘mala’, o menos buena.Se cerraba el primera acto bajo el aguacero y con una nueva oportunidad visitante por mediación del delantero Jordi en un remate de cabeza que se fue fuera.

Y en la segunda cambiaron las tornas. Stankovic introdujo a tres de los llamados titulares y la cosa cambió como de la noche al día. El SanFernando no intentó todo en la segunda mitad con el fin de meterse en el partido. Y la tuvo Hugo Rodríguez en un disparo de falta directa en el 67’. Y la tuvo Francis Ferrón en un remate de cabeza a pase de Pepe Bernal en el 72’.

Pero la moneda ya estaba en el aire y tenía todos los márchamos de salir cruz para los isleños, esos que lo pusieron todo para terminar el año con una victoria ante los suyos, esos que querían ratificar su buen momento con el pase de una competición que, conforme pasan eliminatorias va ganando en prestigio. Pero no tocaba la felicidad completa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios