Fútbol | Primera RFEF

El San Fernando busca este viernes la reacción

  • Los azulinos reciben en el Iberoamericano de Bahía Sur al Linares y la necesidad apunta a lograr el primer triunfo

Javi Fernández y Sergio Cortés saltan en una sesión preparatoria.

Javi Fernández y Sergio Cortés saltan en una sesión preparatoria. / J.A.

Los San Fernando-Linares (este viernes a las 21:00 horas) siempre tienen un toque especial. Ante el equipo linarense siempre ocurre algo cuando juega en el Iberoamericano de Bahía Sur. Ante el conjunto azulón, en la campaña 16/17, el equipo isleño consiguió, de la mano de Ñoño Méndez, la ansiada permanencia en la Segunda B, con un estadio repleto de aficionados isleños y con una contundente victoria por cuatro a uno. Ante el equipo de la provincia de Jaén, el año pasado se tuvo que suspender el choque de manera extraña por el covid que acechaba el fútbol, y se tuvo que jugar entre semana, sin tiempo para preparar el partido, y se perdió por cero a uno en el descuento.

Y el que se disputará en esta temporada, no le va a la zaga a los anteriores. Es un partido de necesidades, de dos equipos que aún no conocen la victoria, que están encaramados en los puestos bajos de la tabla clasificatoria, y que necesitan, imperiosamente, una reacción, porque sino vendrán las prisas, los problemas, el mal entorno y las complicaciones cuando apenas se ha iniciado el campeonato liguero.

Encima, en el cuadro de Sandroni juega uno de los hombres más querido en La Isla por su reciente pasado en la entidad, Lolo Guerrero, que le da un aliciente especial a un partido que, sobre el papel, por las necesidades de uno y otro conjunto, tiene una pinta apasionante, cuanto menos.

Los isleños tienen que mostrar de lo que son capaces. Tienen que ampliar las pocas cosas bien que hicieron ante el Villarreal B en el debut de la competición, porque del partido del Real Madrid Castilla poco se puede coger. Y tiene que dejar aparcado el infortunio, los nervios, las excusas o el acoplamiento de nuevos jugadores, para estar terriblemente atentos, sobre todo, a los primeros compases de partido, ese que ha castigado de sobremanera a los de Nacho Castro.

En esta categoría no caben despistes, y si los hay tienen que ser mínimos, porque eso se paga, y con creces. Así que el primer cuarto de hora de partido será vital para saber si los isleños han aprendido de sus errores y comienzan a cogerle el pulso a la competición.

Pero es que el rival tiene tres cuartos de los problemas que los isleños. Despistes le han costado una derrota y un empate en su feudo hace seis días, en el tiempo de descuento, cuando más duele y ante, teóricamente, un rival directo, el Alcoyano.

Comienza la Liga para los de La Isla, porque es, siempre de manera presumible, un rival que se peleará los cuartos con los isleños para no estar en los puestos bajos de la clasificación durante la campaña. Y bien es sabido que estos puntos logrados llevan un añadido, el que resta a un adversario directo.

El técnico del equipo azulino, Nacho Castro, tiene claro que este partido debe servir para "recuperar la autoestima después de dos derrotas y para que el aficionado azulino disfrute y se sienta identificado con su equipo". Para Nacho Castro "jugar el viernes es lo mejor" porque "jugar cuanto antes después de perder te hace estar vivos y los futbolistas están muy motivados y con ganas de conseguir el primer triunfo en Primera RFEF". "Por ello, le pedimos al público que responda igual que el día del Villarreal B, cuando nos dieron el plus necesario para competir hasta el final".

Del rival, el entrenador asturiano señala que es un equipo "complicado, compacto y peligroso a balón parado", aunque "lo principal es centrarnos en recuperar nuestra identidad, que sólo mostramos en algunos momentos ante el Villarreal". En cuanto al jugar de nuevo ante los aficionados azulinos, señalaba que "tenemos la fortuna de jugar en casa y eso nos va a dar un plus". "Sabemos que a ninguna afición le gusta perder, pero ojalá podamos cambiar la dinámica para que el aficionado se sienta identificado con lo que el equipo le transmite", sentenciaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios