Deportes

El San Fernando busca refuerzos

  • Canito y Masegosa emplean horas extras para que a la plantilla le lleguen cuanto antes las nuevas incorporaciones Habrá tres o cuatro altas entre mediocampistas y delanteros

Se anunció por pasiva y por activa. El San Fernando tiene previsto reforzarse antes del comienzo de la segunda vuelta, curiosamente en el primer partido del año 2014 en el Ramón de Carranza ante el Cádiz, pues la dirección deportiva del club isleño, en las personas de Natanael Cano Canito y el propio entrenador, Pepe Masegosa, trabaja a destajo para concretar los fichajes que llegarán, posiblemente, rebasada la mitad del mes.

Está claro que donde más problemas se tiene es en la zona atacante y que lo primordial sería apuntalar las bandas (el equipo carece de un extremo zurdo) y la zona del delantero centro tras los problemas que se han tenido con Pedro Carrión y la lesión de David Hernández.

Todo indica que los tres o cuatro efectivos que se incorporarán al equipo serán del centro del campo para arriba, contando también con la ya definitiva recuperación de Carlitos, que sería, sin duda alguna, otro refuerzo de lujo para la segunda vuelta. Cabe señalar que el centrocampista azulino, uno de los bastiones de la gran temporada que realizó el equipo isleño la campaña pasada, se lesionó antes de la llegada de Masegosa, a principios del mes de octubre, por lo que ya han pasado dos meses sin poder contar con su concurso.

Volviendo a las incorporaciones, uno de los asuntos que sonaba era la vuelta de Javi Casares, aunque ayer se confirmó que el Amorebieta no da luz verde a su marcha y que tendrá que esperar más tiempo, al menos hasta el verano, para volver al que fuese su equipo.

Otro que también ha sonado es Tati Maldonado, aunque, igualmente, parece que se aleja la posibilidad de su fichaje. Lo que sí parece más claro es que incluso puede comenzar a entrenar con el equipo este mes para no perder la forma tras dejar a su equipo de la Segunda División griega.

El tercero en discordia es Adrián Gallardo. El isleño ha estado, en repetidas veces, a punto de firmar por el San Fernando, equipo que lo vio nacer, y siempre se han roto las negociaciones. No sería de extrañar que ocupase la plaza de Pedro Carrión, aunque desde el club no comentan nada del tema.

Se es consciente de que se está trabajando con un grupo de nombres que no salen a la luz para no encarecer sus fichajes y para no romper las negociaciones, pero también se conoce que la intención es que recalen en el equipo al rededor del 20 de diciembre para que el mismo 5 de enero, si las condiciones físicas de los jugadores son óptimas y así lo estimase Pepe Masegosa, estén disponibles para toda la segunda vuelta.

De momento, también se piensa de lleno en la otra final que se jugará el domingo, a partir de las cinco de la tarde, en el Iberoamericano contra La Roda. El equipo azulino se juega la posibilidad de abandonar la zona de descenso a Tercera División ante un equipo del que se tienen dos recuerdos de sabor muy diferente, el dolor de la eliminación en una reciente fase de ascenso y la gran victoria que se logró contra los castellanos manchegos el pasado ejercicio.

Para este choque, Masegosa seguirá teniendo los mismos problemas que ante el Cartagena, donde, por cierto, se hablan maravillas del juego desplegado por el conjunto azulino.

De esta forma, Paco Borrego, a pesar de haber cumplido el partido de sanción, no podrá ser de la partida al tener que terminar de recuperarse de la fisura que padece en el quinto dedo de su pie derecho. Sambruno no parece que se haya recuperado del todo de sus molestias y, por ello, se antoja complicado que pueda estar entre los disponibles, mientras Carlitos tendrá que esperar una semana más para su vuelta a los terrenos de juego porque Masegosa no quiere arriesgar con el centrocampista. David Hernández, por su parte, continúa con su protección en la cara tras la operación quirúrgica a que fue sometido y no estará a punto hasta la entrada del año que viene.

Con ello, todo hace indicar que el técnico sevillano disputará el choque con los mismos que estuvieron en Cartagena y que, durante muchos minutos, dieron la sorpresa al adelantarse en el marcador. Lo que sí parece claro es que el equipo necesitará, más que nunca, el calor de la afición en este penúltimo partido del año en casa, porque de la victoria depende la reacción del cuadro de La Isla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios