Fútbol | Segunda División B

El San Fernando, atento al césped... y al cielo

  • El equipo isleño, que está en racha de buenas sensaciones, recibe al Ibiza de Palop y Borriello con la incertidumbre ante el anuncio de la probable llegada de un temporal

Carri conduce el esférico perseguido por sus compañeros Ángel Torres y Bruno Herrero Carri conduce el esférico perseguido por sus compañeros Ángel Torres y Bruno Herrero

Carri conduce el esférico perseguido por sus compañeros Ángel Torres y Bruno Herrero / Román Ríos

El San Fernando puede tener dos enemigos a mediodía en el partido que le medirá al Ibiza en el Iberoamericano de Bahía Sur. Los de José Pérez Herrera no solamente estarán pendientes, en el amanecer, de lo que haga su rival sobre el mejorado césped del Bahía Sur, sino que estarán atentos a la climatología ya que se ha anunciado la llegada de un ciclón con lluvias para la zona.

Por ello, los de La Isla pueden tener como enemigo, el tiempo y el rival, aunque a los de Pérez Herrera, les va el salvar las vicisitudes con grandes resultados, como ya ha demostrado durante la presente temporada y, sobre todo, la pasada.

Los isleños afrontan el duelo repletos y rellenos de ilusión, de buenos momentos y de grandes resultados. Y es que el empate que se cosechó, hace ahora siete días, en tierras murcianas ha elevado, y de qué manera, la moral de los jugadores azulinos que, en lo que llevamos de campaña, solamente han sabido en una ocasión lo que es caer derrotado y eso fue en Sevilla, y con un hombre menos por la expulsión de Oca.

El encuentro ante el Ibiza podría haber tenido el morbo de la vuelta a La Isla de uno de sus entrenadores más carismáticos en los últimos tiempos, Ñoño Méndez. Pero el designio ha hecho que el técnico sevillano no haya tenido la continuidad necesaria en el Ibiza y, hace ahora tres jornadas, fue cesado de sus funciones como primer entrenador de un equipo recién ascendido, que logró su plaza en los despachos ya bien entrada la pretemporada. Su sustituto, un conocido del fútbol español, Andrés Palop.

Aun así, y aunque la clasificación indica que los ibicencos se encuentran en una situación comprometida tras su derrota en casa el pasado domingo ante El Ejido por un gol a tres, todos coinciden en señalar que el equipo que visitará hoy La Isla, es un peligro, que cuenta con buenos jugadores, como es el caso del internacional italiano Borriello, y que tiene que reaccionar como sea, aunque se espera que no sea San Fernando el lugar donde se inicie esta reacción.

En cuanto a los isleños, una única baja, la de Pedro Ríos. El jerezano evoluciona a las mil maravillas de su lesión, pero José Pérez Herrera no quiere forzar su reaparición y estará una semana más de baja. Ya trabaja con el resto de sus compañeros, a la espera de su recuperación total.

No parece que el entrenador del equipo azulino vaya a cambiar en mucho el once que ofreció en tierras murcianas ya que una de las novedades principales es que el técnico tiene a su disposición toda la plantilla a excepción del reseñado Pedro Ríos y, si las cosas funcionan, para qué cambiarlas.

Eso sí, los problemas empiezan en las tremendas ganas que tienen todos los componentes del plantel azulino en poder contar con minutos y los quebraderos de cabeza el técnico es el no poder poner en el equipo titular a jugadores que se encuentran en un gran momento de forma, como es el caso por poner algún ejemplo, de Manu Ramírez, Nano Cavilla o Buba. La continuidad de los que lo están haciendo bien ‘obliga’ a que jugadores que merecen su momento tengan que ver el inicio del encuentro desde el banco. Diferente será el ver, como transcurra el encuentro, si tienen sus minutos durante el partido.

La afición volverá a estar al lado de su equipo y será de esperar que, si el tiempo no lo impide, las gradas del Iberoamericano de Bahía Sur ofrezcan una mejor imagen que la que presentaron en el primer partido de Liga disputado en casa, hace ahora dos semanas.

El técnico del equipo azulino señalaba al finalizar la última sesión preparatoria que “nos medimos a un equipo peligroso, con necesidades, y eso lo convierte en muy peligroso. Nosotros afrontamos el partido repletos de ilusión, pero tenemos que seguir manteniendo la misma línea que hemos ofrecido desde que comenzó la temporada para lograr el objetivo de conseguir una nueva victoria. Estaremos pendientes del tiempo, porque no son buenos los pronósticos, pero lo cierto es que lo más importante es salir concentrados y saber de la importancia de la victoria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios