Fútbol | Primera Andaluza

Salvarse cuanto antes es el reto del Recreativo

  • La escuadra portuense pretende evitar los apuros de las últimas campañas.

Integrantes de la alineación titular del Recreativo Portuense contra el Tarifa. Integrantes de la alineación titular del Recreativo Portuense contra el Tarifa.

Integrantes de la alineación titular del Recreativo Portuense contra el Tarifa. / F.L.

A falta de seis jornadas para la finalización del campeonato de Primera Andaluza, el objetivo del Recreativo Portuense es claro: salvarse cuanto antes. Los rojiblancos ocupan la 11ª posición, con 37 puntos. La circular de la Federación Andaluza señala que descienden los cuatro últimos pero en el club entienden que el puesto 14º también entraña peligro.

Con 18 puntos en juego y comprobando que San Fernando B (22), Alcalá del Valle (17) y Juventud Sanluqueña (12) están virtualmente descendidos o, en cualquier caso, no alcanzarán al conjunto portuense, las miradas se fijan en Chiclana Industrial (33), El Torno (31) y, sobre todo, Tesorillo (29) y Guadiaro (28).Al término de la jornada 25ª, los de Juanjo Durán oteaban un claro horizonte tras firmar una buena racha de tres victorias consecutivas. Tres jornadas después, las dos derrotas en el Marcos Monge (1-2 ante Vejer y 0-2 contra Tarifa) han vuelto a llevar la intranquilidad.

Aunque el panorama no es de máxima alerta, la institución tiene claro que hay que cerrar la permanencia de una vez y que la siguiente estación pasa por la visita al Guadiaro. Una victoria ese fin de semana supondría un gran paso adelante y un empate podría considerarse aceptable pero volver de vacío alimentaría los nervios.

Mirando el calendario se concluye que el principal enemigo del Recreativo es el Recreativo mismo; esto es, la irregularidad y las bajas en forma de obligaciones laborales, lesiones o circunstancias particulares, pues el panorama no resulta especialmente complejo para conseguir los cinco o seis puntos con los que, en teoría, los portuenses se situarían fuera de peligro. Tras el choque citado, los rojiblancos reciben al San Fernando B, antepenúltimo, viajan a Trebujena (en el choque a priori más complicado), se aprestan a ser anfitriones de Ubrique y Algeciras B y concluyen la competición en Chiclana en un desplazamiento que para los de Juanjo Durán debiera ser ya de trámite.

El descanso liguero de este fin de semana ha de servir a los rojiblancos para olvidar el choque ante el Tarifa (sobre todo la penosa segunda parte) y preparar adecuadamente la cita frente al Guadiaro.

Los portuenses deben, sobre todo, mejorar su capacidad ofensiva. La falta de gol es un auténtico problema, como se evidenció ante el coladero tarifeño de la primera parte, sin que ninguno de los recreativistas lograra marcar pese a la alta posesión que permitía el rival. Cumplida su sanción por acumulación, el retorno de Barberá, pichichi con nueve tantos, debe tener su peso en una escuadra en la que el siguiente artillero es un defensa (Kike, con 4).

Otro factor crucial es limitar al máximo las bajas por obligaciones de trabajo, viajes particulares o cuestiones personales de cualquier índole. Las ausencias ante el Tarifa de Kike, Víctor y David crearon muchos problemas en el entramado defensivo y favorecieron el doblete de Juanma.

El Recreativo Portuense tiene por delante el reto de dejar atrás otra campaña complicada (se fueron sobre la marcha efectivos importantes como Kevin, José Serrano, Anzu y Juan Sánchez y lesiones y trabajo han impedido un mejor rendimiento de nombres como Rafi Cruz) y asegurarse su presencia en Primera Andaluza el próximo ejercicio, procurando que las circunstancias sean entonces más favorables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios