Deportes

Roca y los múltiples retos para impulsar la competición

  • El presidente ejecutivo de la ACB deberá dar un cambio de rumbo para generar más interés

Después de mil y un vaivenes, peleas intestinas, batallas de poder y demás historias palaciegas, la Liga nombró tras muchos meses sin consenso entre los clubes a Francisco Roca como nuevo presidente ejecutivo a finales de mayo. Por tanto, ésta será la primera temporada en el cargo de un hombre con un currículo brillante, que procede de la Liga de Fútbol Profesional pero que previamente estuvo durante casi 14 años trabajando para la NBA.

Roca será quien deba dar un impulso a una competición que pierde adeptos año a año. El baloncesto, por muchas cuestiones, cae desde hace tiempo por un barranco, acaso por no haber casi nunca acuerdos para remar en una dirección, y los retos de este barcelonés de 56 años pasan por romper la mala tendencia y aunar esfuerzos para salir de esta decadencia.

Más vale que no sólo los clubes se encaminen hacia posiciones comunes al objeto de reflotar el barco y suscitar más interés para que crezca la audiencia televisiva y la presencia en los pabellones, sino que la ACB y la Federación Española trabajen de una vez por todas codo con codo por el beneficio colectivo.

Roca, experto en marketing y con un amplio bagaje en la mejor liga de baloncesto del mundo, tiene que proponer ideas y obligar a que vire el rumbo. Aunque se haya revisado levemente el marco de contratación -la Unión Europea obligaba-, quizás sea el momento de abrir más la mano en este sentido y también cambiar las condiciones de acceso a la ACB y que no parezca esto un pitorreo en el que subir y bajar son prácticamente utopías, salvo para el Andorra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios