Tenis l Abierto de EEUU

Robredo deja solo a Nadal

  • El gerundense planta cara a Djokovic en octavos pero acaba cediendo en cinco sets

El tenista español Tommy Robredo no pudo acceder a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, cuarto y último grande de la temporada, tras caer derrotado frente al serbio Novak Djokovic en cinco sets y después de casi cuatro horas de partido.

Con esta derrota, el de Hostalric, que venía de eliminar al finalista de Australia, el francés Jo-Wilfried Tsonga, deja como único superviviente español en el cuadro masculino a Rafa Nadal, que hoy luchará por meterse en semifinales frente al estadounidense Mardy Fish y que no se vería con Djokovic, finalista en la pasada edición, hasta la final.

Lo cierto es que desde el primer parcial se comenzó a vislumbrar que Robredo podría poner en muchos problemas al número tres del mundo. Muy agresivo con su derecha, pero también muy seguro con el revés, el gerundense se encontraba cómodo en la pista ante un aún dormido Djokovic.

Así, y con la ruptura lograda en el noveno juego, el español se apuntó la primera manga, sembrando las dudas en el serbio, que veía cómo Robredo contaba con una nueva bola de break en el primer juego del segundo set.

Sin embargo, a partir de ese momento, el mejor Nole despertó y no sólo salvó esa complicada situación, sino que logró imponerse en el posterior servicio de Robredo para encarrilar un parcial que, con una nueva ruptura en el octavo juego, no se le escaparía.

Con la moral reforzada y con un gerundense cada vez más agotado, Djokovic se convirtió en una apisonadora inaccesible para Robredo, que, no obstante, no tiró la toalla en ningún momento. Una nueva ruptura en la tercera manga bastó para que el de Belgrado le diera la vuelta a un partido que no vivió un desenlace precipitado por el afán de Robredo.

Y es que tras el break de Djokovic al inicio del cuarto set, la derrota del número 15 del mundo parecía ya inevitable. Sin embargo, Robredo consiguió enjugar esa desventaja poco después, sacó fuerzas de flaqueza y acabó consumando la sorpresa en el duodécimo juego, llevando el encuentro al quinto y definitivo set.

Nole parecía acusar más que su rival el palizón a estas alturas, pero tiró de calidad para conseguir dos nuevos breaks y puso así fin al sueño americano de Robredo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios