Deportes

Ricky Rubio quiere divertirse otra vez jugando

  • El base está cuajando un torneo muy irregular, a pesar de ser el tercer mejor asistente

Si los ojeadores de la NBA han prestado atención durante el Mundial a Ricky Rubio se habrán llevado una decepción, porque el base, cuyo estado de ánimo es el termómetro español, no se está divirtiendo.

"Para mí el baloncesto es algo muy divertido de lo que hay que disfrutar", decía Ricky Rubio antes del Mundial. Ahora sus gestos no engañan. Y tampoco sus números. Ante Canadá anotó un triple que era el primero en cinco partidos, en los que acumula una media de 26.46 minutos en cancha, un ínfimo 9% desde 6,25 metros y 41% en tiros de dos. Pero con el base siempre es fácil encontrar un lado positivo: 18 rebotes, ocho recuperaciones y, sobre todo, sus 31 asistencias, en un apartado en el que es el tercer mejor jugador del torneo por detrás de Huertas y Prigioni.

Ante Grecia España necesitará su energía y sus brazos largos. pues Ricky se enfrenta a la dura tarea de frenar a Spanoulis y Diamantidis. Complicado. Quizás incluso divertido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios