Fútbol · Tercera División

Regreso a la zona noble (0-1)

  • El San Fernando, en puesto de play-off tras su cuarta victoria seguida

Un solitario gol de Ñoño mediado el segundo tiempo permitió anoche al San Fernando sumar tres puntos importantes que le devuelven a la zona de play-off de ascenso. Por el contrario, el colista Peña Rociera de Dos Hermanas vendió cara su piel ante los de Pepe Masegosa en un duelo vital para los nazarenos. Hasta el último suspiro tuvieron opciones de empatar los entrenados por Manolo Lozano, pero cedieron por la mínima y continuarán una semana más en el farolillo rojo. Eso sí, los sevillanos son el mejor colista de toda la categoría.

Alternativas en el primer tiempo disputado en el Miguel Román de Dos Hermanas. Mientras que la Peña Rociera apostaba por un fútbol directo en busca de sus referencias ofensivas -ayer no estaba el goleador Gordi en el once víctima de las rotaciones-, los isleños optaban por un fútbol de toque, el habitual de los equipos de Pepe Masegosa. A pesar de ello, las mejores ocasiones fueron para los nazarenos, como a los 27 minutos cuando Carlos intentó sorprender a Zamora desde la larga distancia. El trallazo desde prácticamente el centro del campo lo desvió el cancerbero isleño por encima del travesaño enviando el peligro a córner. Instantes después fue Miguel León el que puso a prueba al propio Zamora, sin duda el mejor de los azulinos sobre el césped en este acto inaugural.

La ocasión más manifiesta del cuadro de Bahía Sur no llegó hasta los 40 minutos, cuando Carlitos disparó y se topó con la buena intervención de Rivas, hermano del ex central del Real Betis Balompié. De la Peña Rociera fue la última antes del entretiempo. Marcos entró por banda derecha y se sacó un disparo potente con marchamo de colarese por la escuadra izquierda. Zamora, de nuevo providencial, esfumó la incertidumbre de su arco.

El San Fernando empezó la segunda parte con ímpetu y llegando con asiduidad a las inmediaciones del portero nazareno. Los isleños vieron cómo a los 67 minutos el colegiado les anulaba un gol conseguido por Jorge Herrero. Sin embargo, sí que lograrían el tanto siete minutos después. Ñoño ejecutó un libre directo de forma brillante y puso el único tanto en el marcador del Miguel Román. A partir de ese momento, los locales se volcaron en pos del empate, desguarneciendo su parecela defensiva. Rivas tuvo que emplearse a fondo para desbaratar una acción de Carlitos en el 77'.

La mejor oportunidad de los sevillanos llegaría en el 82' por mediación de Acosta. Zamora, el mejor de los de La Isla, abortó la aproximación, echando así una vez más el cerrojo a su arco. En el tiempo suplementario, los azulinos pudieron sentenciar en las botas de Chapi ya con una Rociera totalmente desenfrenada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios