cádiz c.f.

Reflexiones en azul y grana

  • Lorenzo Buenaventura, ahora en el Barcelona, comenta que "con el equipo que hay, con el entrenador que tiene y con esa afición, es muy complicado que al final se le escape el ascenso al Cádiz"

Tras cuatro años en el Cádiz en su última etapa en el club cadista, Lorenzo Buenaventura ha pasado a formar parte del cuerpo técnico del emergente Barcelona de Guardiola. Sigue siendo el de siempre, accesible y afable, aunque las normas internas del club azulgrana le impiden hacer el menor comentario sobre su nuevo equipo. Eso sí, puede explayarse hablando sobre el Cádiz, al que sigue desde la distancia y al que desea lo mejor. "Ojalá dentro de unos meses todos tengamos algo que celebrar", desea.

Admite que su vida ha cambiado mucho en los últimos meses y, aunque es feliz, echa mucho de menos la vida en Cádiz: "En los contenidos del trabajo no ha cambiado mucho, hay menos tiempo para todos, hay que adaptarse a tantas competiciones y al nivel de exigencia. En lo personal estoy muy bien y feliz, pero echo de menos a mi familia, que se ha quedado en Cádiz. Mis amigos y mi entorno siguen allí, pero debo agradecer a mi mujer y a mi hija que me animaran a dar este paso. Hay horas en las que estoy solo y es una ciudad grande, pero las cosas están saliendo bien".

Cuando se marchó el club estaba todavía superando el estado de shock que había supuesto el descenso y por eso está gratamente sorprendido con el gran arranque liguero de los amarillos: "Es una sorpresa porque es una plantilla prácticamente nueva y estoy muy contento porque fue muy triste lo que pasó el año anterior. Cuando tienes clara la dirección a la que vas todo es más sencillo, así como cuando está claro quién manda en el club y en el vestuario. Esto es lo más importante, después se puede acertar o no con un fichaje en concreto, pero lo fundamental es que haya un criterio claro, algo que faltó en la temporada anterior".

¿Puede haber venido bien el descenso para que el club regrese a sus orígenes? Buenaventura no lo cree: "Un descenso a Segunda B nunca viene bien. Lo único positivo es que servirá de experiencia para que no vuelva a repetirse porque cuando se den ciertos síntomas, ya sabrán el riesgo que hay después si no se corrige a tiempo. El año pasado hubo un cambio en la dirección del club, con unos criterios muy diferentes a los que había anteriormente, y eso requiere tiempo y mucha inversión para que salga bien. En los dos primeros años de un proyecto nuevo hay riesgo y, desgraciadamente, nos pasó".

Rompe una lanza en favor de los futbolistas que se han quedado y que hace tres años estaban en Primera... "Debe ser muy duro estar ahora en Segunda B, igual que fue un sueño estar en Primera. Menos Fleurquin, el resto tienen experiencia en Segunda B y saben cómo es el fútbol. Son unos grandes profesionales, intachables, y con ellos se puede llegar muy lejos". Con experiencia en muchos clubes, coincidió con Gracia en el Valladolid a mediados de los noventa y habla muy bien del técnico: "Lo conozco de aquellos años y si hablo bien de él no es por ser un buen amigo, sino porque es una persona seria, trabajadora y con una gran formación. Otros entrenadores del Cádiz de los últimos años también reunían estas características y las cosas no les salieron bien, pero también influye mucho el caldo de cultivo con el que se encuentre".

Celebra que el inicio de la temporada puede facilitar la trayectoria liguera del Cádiz porque "empezar bien siempre da mucha confianza y un colchón importante para cuando las cosas no acompañen tanto. En el sur somos muy dados a encumbrar un día y enterrar al siguiente y por eso lo mejor es dejar trabajar a los profesionales porque con el equipo que hay, con los técnicos y con esa afición, es muy difícil que se le escape el ascenso".

Está convencido de que "si las cosas se hacen con cabeza, el Cádiz volverá a estar entre Segunda A y Primera" y dice sobre Antonio Muñoz que "está haciendo lo que hacía falta, que es dar estabilidad al club y consolidarlo después de un tiempo complicado. Si después quiere vender o no sus acciones, es una decisión suya".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios