Fútbol l Real Madrid

De la Red olvida su susto en casa

  • Recibe el alta y descansará el fin de semana tras superar el "síncope agudo"

Rubén de la Red, que sufrió un desvanecimiento durante el partido de la Copa del Rey entre el Real Unión de Irún y el Real Madrid, descansará todo el fin de semana en su domicilio en Madrid, a donde llegó a primera hora de la tarde de ayer tras pasar la noche en el hospital General de Bidasoa. Fuentes del Real Madrid confirmaron que el jugador permanecerá en reposo, después de abandonar ayer el centro hospitalario de Irún, y que se encuentra tranquilo junto a su familia, a la espera de que el lunes se le realicen más pruebas médicas.

De la Red, que cayó sobre el césped del Stadium GAL al perder el conocimiento durante unos minutos, sufrió un "síncope agudo por esfuerzo" en el primer cuarto de hora del partido, tras lo que fue trasladado al hospital de Irún donde se decidió su ingreso por precaución. El internacional pasó allí toda la noche acompañado por el responsable de los servicios médicos del Real Madrid, Carlos Díez y ayer por la mañana, antes de abandonar el centro médico, recibió la visita de Iñaki Berruet, capitán del Real Unión. Un representante del equipo irunés acompañó a De la Red y al doctor Díez desde el hospital hasta el aeropuerto de San Sebastián, donde ambos tomaron un vuelo a las 12:00 horas que les trasladó hasta el aeropuerto de Madrid-Barajas.

El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, envió ayer "un fuerte abrazo" a De la Red y afirmó que hay "motivos para estar tranquilos". "Fue un episodio que a todos nos puso el corazón en un puño, y quiero desearle que se recupere pronto. Afortunadamente, ha pasado la noche bien y está de camino a Madrid, por lo que quiero mandar un mensaje de tranquilidad a los aficionados", afirmaba Calderón a mediodía de ayer, antes de la llega del fútbolista a la capital de España.

Por su parte, su compañero de equipo, el brasileño Marcelo, aseguró que el desplome de De la Red fue "un gran susto", algo que él nunca había visto: "Nunca en mi vida había visto algo así. Fue un gran susto y nosotros después rezamos, pedimos a Dios que no pasara nada más de esto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios