Fútbol l Primera Andaluza

Recompensa al trabajo isleño

  • El Rota paga su conformismo y sólo empata tras adelantarse en el marcador

El primer partido de la temporada del Sporting San Fernando en casa dejó claro que el equipo de Pepe Conde tendrá, una campaña más, que apelar al espíritu y la lucha para salvar la categoría.

Los isleños recibieron ayer a un Rota favorito para estar arriba y, cuando no se había cumplido el segundo minuto de juego, los roteños ya dejaban claras sus intenciones al adelantarse en el marcador merced a una jugada de Sebas que se quedó mano a mano con Lobato.

La superioridad del rival y el tener el marcador a favor, era un duro handicap para los pupilos de Pepe Conde, que no encontraban el rumbo al choque, todo lo contrario que ocurría con los roteños, que se asentaron a las mil maravillas sobre el terreno de juego del campo de la Bazán.

Aún así, los locales contaron con sus ocasiones para igualar la contienda y fue Polo, el que puso a prueba a Paredes en el minuto 7, tendiendo Juanito Babiano otra clara oportunidad en el 26'. La primera mitad no propuso nada más que las intenciones de los locales, buscar el empate, y la de los visitantes, salvaguardar el tanto inicial.

La segunda mitad no fue buena, salvo por el empuje, sin profundidad, de los isleños que, más con el corazón que con la cabeza, buscaban salvar, al menos, un punto.

Sin embargo, la entrada de José Carlos en el cuadro local dio algo más de profundidad a los de Conde que vieron como en el 67, una agresión de Óscar sobre el propio jugador, dejaba al Rota con diez.

A pesar del dominio local, las ocasiones no llegaban y los aficionados tuvieron que esperar hasta que el tiempo oficial había sido rebasado en dos minutos, momento en que una jugada de Juanito Babiano, que entró con fuerza hasta la cocina, proporcionaba un centro al corazón del área que era rematado en propia puerta por Asensio. El Rota pagó su conformismo y los isleños sacaron recompensa al esfuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios