baloncesto liga endesa

Reacción justo a tiempo

  • El Real Madrid supera a un correoso Tenerife

Niang pelea por el rebote con Rudy Fernández y Campazzo. Niang pelea por el rebote con Rudy Fernández y Campazzo.

Niang pelea por el rebote con Rudy Fernández y Campazzo. / mariscal / efe

El Real Madrid reaccionó a tiempo y evitó la sorpresa en su debut en la Liga Endesa ante un Iberostar Tenerife que planteó batalla hasta el final del tercer cuarto y que se vino abajo en los últimos diez minutos ante la mayor fortaleza y profundidad de banquillo del vigente campeón (88-73).

El cuadro insular sufrió de inicio para derribar la barrera blanca, en la que Tavares hacía gala de su poder intimidatorio en la zona (16-6). Obligados a tirar desde el perímetro, al menos lograron un parcial de 0-8 que les volvió a meter en el partido.

Fue Randolph quien devolvió las cosas a su sitio al final de un primer cuarto de claro dominio local que terminó con el conjunto isleño encadenando varios errores bajo canasta (23-14).

A pesar de los cambios introducidos por Pablo Laso, el Madrid supo mantener cómodas ventajaqs. Mediado el segundo acto, los locales entraron en un bache ofensivo que no fue aprovechado por su rival ante la desesperación de Txus Vidorreta, obligado a pedir tiempo muerto cuando Campazzo subió la diferencia a 11 puntos en un fugaz contraataque.

Sin embargo, dos triples consecutivos de Bussino y Basas despertaron a los suyos y apretaron el choque antes del descanso, al que los locales se fueron ganando por sólo cinco puntos (40-35).

La incertidumbre se mantuvo en el WiZink Center tras el paso por vestuarios. El Madrid tiraba de casta para mantenerse arriba, aunque le costaba despegarse de un incómodo oponente que, cuando se veía contra las cuerdas, volvía a meterse en el partido con aparente facilidad. Iverson, con un mate tras un robo de balón, metió el miedo en el cuerpo al campeón continental (58-55). Emergió entonces Sergio Llull, quien, con dos triples consecutivos, devolvió las aguas a su cauce al final del tercer periodo (65-55).

El Iberostar se quedó sin fuelle y fue incapaz en los últimos diez minutos de volver a meterse en el choque. La en apariencia grave lesión de Tomasz Gielo, que tuvo el partido parado durante unos minutos, fue la nota negativa de un choque que terminó con un triunfo claro de los madridistas en su primera comparecencia liguera y con los 17 rebotes de Ayón como dato más destacado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios