Deportes

Queco deja el Puerto Real y se va al Arcos

  • David, Ismael y Romero acompañan al entrenador con el objetivo de sacar al equipo serrano del descenso

La noticia ha pillado a todo el mundo por sorpresa, sobre todo porque era lo último que se esperaba tras el magnífico partido que jugó el Puerto Real el pasado domingo. Nadie imaginaría que tras el choque, entre cuyo público se encontraba el presidente y el secretario técnido del Arcos CF, se llegaría a un acuerdo entre ellos y Victoriano Cordera para el traspaso del entrenador, Queco Rosano, y de los futbolistas David Sánchez, Ismael y Romero al el conjunto serrano.

Según palabras del propio Queco, "el Arcos estaba intentando firmar a estos jugadores desde el verano pero se quedaron aquí". La semana pasada volvieron a contactar con el técnico, esta vez para contar con sus servicios y con los de los tres futbolistas citados anteriormente. El club arcense, colista del grupo X de Tercera División, necesita reforzarse para salir del descenso, objetivo por el que se han realizado los cuatro fichajes. El domingo finalmente se cerró el trato, deprisa y corriendo, con el beneplácito del presidente verdiblanco. "Él siempre ha dicho que si venía un club de categoría superior nunca pondría ningún problema, ni a los jugadores ni a mi y le estoy muy agradecido", destaca el nuevo entrenador blanco, que debutará el miércoles contra la UB Lebrijana. Por su parte, el Arcos aceptó las condiciones económicas que pedían los tres jugadores y al saber que Queco les acompañaría "afrontan el reto con más ilusión".

El míster confía en sí mismo y en la plantilla, a la que conoce muy bien, "para sacar adelante al equipo" y no considera complicado revertir la situación actual "porque son cuatro puntos los que separan al club de la salvación. Si fueran doce y faltando diez jornadas del final de liga sí me daría vertigo y sería muy arriesgado, pero no es el caso". Está convencido de que en los dos próximos partidos pueden salir de la zona baja y de momento no tiene pensado hacer más incorporaciones que las anunciadas, además del central del Balón, Alberto. "Tenemos 24 jugadores y ahora hemos añadido más veteranía, que puede sumar mucho al grupo".

Pero tomar la decisión de marcharse del vestuario verdiblanco no ha sido sencilla, ya que después de tres años entrenando al Puerto Real "es triste dejar a la plantilla" por el buen vínculo que se ha creado entre ellos durante todo este tiempo, pero "evidentemente, si quieres progresar en este mundo tienes que arriesgar, sobre todo ante ofertas así". Sabe que deja atrás a una gran escuadra, para la que no escatima en elogios, y agradece el haber podido trabajar con los profesionales que ha tenido el club durante su estancia. El vestuario se ha quedado un poco tocado con la marcha de estos cuatro puntales pero Queco está seguro de que "venga el entrenador que venga seguro que siguen dando el nivel que han dado conmigo".

Todavía no se sabe quien será su sustituto en el banquillo verdiblanco, pero fuentes del club afirman a este medio que ya están en conversaciones con dos preparadores y están muy avanzadas con uno de ellos. La idea del Puerto Real es tener firmado al nuevo técnico mañana, que es cuando la plantilla se reincorpora a los entrenamientos tras dos días de descanso como recompensa por la abultada victoria que cosecharon frente a la Olímpica Valverdeña. Venga quien venga, se espera que el equipo de la Villa continúe con su racha ascendente y logre colocarse en los primeros puestos del grupo 1 de Primera Andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios