Deportes

Queco apuesta por "salvarnos sin apuros"

  • El técnico del Arcos advierte que "esta categoría es muy difícil"

Queco Rosano regresó el pasado lunes al banquillo del Arcos después de que la directiva arcense y Miguel Sánchez Sevi alcanzaran un acuerdo para que el extécnico del Chiclana Industrial dejara el cargo, según explicaron ambas partes por incompatibilidad laboral del entrenador.

El nuevo técnico blanco, que ya estuvo al frente del Arcos la pasada temporada durante un par de meses y que tuvo que dejar el equipo por unos problemas de índole personal, se estrenó el miércoles en un amistoso frente al Cádiz y reconoce que tiene mucho trabajo por delante.

Queco explicaba ayer que aterriza de nuevo en Arcos "con mucha ilusión y ganas" y espera que su etapa sea igual de fructífera que la anterior. "El año pasado llegué al equipo cuando estaba en una situación difícil, a nueve puntos de la salvación y el más goleado de la categoría, y en dos meses fuimos capaces de sacarlo de esa situación e incluso dejarlo en una situación cómoda. Ahora vuelvo con una ilusión grande de retomar lo que estábamos haciendo. Quiero devolver el cariño que me han mostrado".

El isleño llega al Arcos con la pretemporada ya iniciada por el anterior entrenador: "Nos tenemos que adaptar rápidamente. Hemos cambiado un poco lo que se estaba haciendo hasta ahora. Hemos firmado a Ati y a Jordi, un futbolista que ya tuve en el Puerto Real, y estamos a expensas de firmar a dos o tres más. La base del año pasado es buena pero hay que reforzarla". Y es que Queco Rosano admite que "cuando he llegado, he visto una descompensación total, mucha juventud" en la plantilla. "Y este año es el menos propicio para tener una plantilla excesivamente joven porque se puede pasar muy mal. Quiero una base sólida de gente veterana con jugadores como Raúl López, Dani Zúñiga, Zurdito, Ismael, Jordi, Ati... Y esa base de gente que sabe competir rodearla de gente con ilusión por comerse el mundo y ahí están Xavi, Víctor, Heredia, Manolito, Iván Jiménez, Borja, Chato...".

El Arcos de Queco Rosano se caracterizó la pasada temporada por hacer un fútbol práctico y también atractivo. La línea será parecida: "Tengo una tarea complicada porque nos vamos a encontrar una categoría que es muy, muy difícil aunque también muy bonita, con equipos ilustres y con presupuestos muy diferentes entre los que van a estar arriba y los demás. Ante eso no podemos hacer el bobo. Tengo una idea de fútbol basada en tener el balón pero también hay que sacrificarse sin él. Intentaremos jugar bien pero también que el equipo compita en una categoría tan dura".

El principal objetivo es mantener la categoría: "Esa pregunta la hice el lunes cuando me reuní con la directiva: ¿Qué queremos este año? Con el presupuesto que tenemos está claro que no hubiera firmado si me dicen que hay que estar entre los cuatro primeros. Hay que ser realistas, el objetivo es salvar la categoría y vamos a jugar a eso pero intentaremos no pasar apuros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios