Fútbol | Tercera División

Puntos de tranquilidad para el Conil (2-0)

  • El conjunto jandeño prácticamente certifica la permanencia tras ganar al Coria, rival directo, ante su entusiasta afición

Expósito trata de marcharse con el balón ante Juanito. Expósito trata de marcharse con el balón ante Juanito.

Expósito trata de marcharse con el balón ante Juanito. / Aragón Pina

El Conil obtuvo este domingo una merecida victoria sobre el Coria, rival directo en la lucha de los de abajo, que prácticamente certifica su permanencia en la categoría una temporada más, a la espera de lo que acontezca en la última jornada y, sobre todo, los equipos que finalmente desciendan para el ajuste del Grupo X de 22 a 20.

Ante un público entusiasta y que, esta vez sí, llevó a los suyos en volandas, el conjunto de la localidad jandeña mandó desde el principio pese a que el viento de levante, en contra en la primera parte, condicionó sus intenciones de jugar. Así y todo, las mejores ocasiones fueron para los locales.

En el minuto 14, internada de León por la izquierda, centro y fallo de Expósito en boca de gol. En el 28’, tiro de León al que responde Isco con un paradón. En el 33’, Pablo hace una pared con Juanca y el centro no lo aprovecha Zequi.

Hasta el 38’ no se produjo la primera llegada de los sevillanos, un avance por la izquierda de Gallego, con centro de Redondo al que no llega Pedro. Y justo antes del descanso, réplica conileña con jugadón de Expósito, que se planta delante de Isco y su remate es rechazado por el portero coriano.

La tensión se mascaba en el ambiente y camino del vestuario se tradujo en una tarjeta al suplente Antonio Naváez y expulsión para el segundo técnico local, Javi Palo.

El acoso y derribo de los amarillos se incrementó en el segundo tiempo, ya con el viento a favor. De este modo, tras dos acercamientos visitantes, una falta de Espada desviada en el 46’ y un intento de Pajón abortado por Gallego en el 61’, Expósito erró lo incomprensible y Fran Mejías mandó una falta en la frontal rozando el larguero.

Alfonso Cortijo decidió quemar las naves al poner a cuatro delanteros sobre el césped, Cornejo, Javi Navarro, Expósito y Zequi, y a un cuarto de hora del final por fin tuvo recompensa al entrar Mario García entre dos defensores y conectar un cabezazo a la escuadra.

Con 1-0, el Conil supo nadar y guardar la ropa. Y en la prolongación, sentenció con el tanto de Orihuela al culminar una acción disparando pegado a la madera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios