Fútbol l Tercera División

Punto de oro para el Puerto Real en su visita a La Línea

  • Sergio Berro adelanta a los foráneos pero la Balona iguala en el segundo tiempo

balona: Camacho, Juampe, Ezequiel, Guerra, Cristian, Antonio Merino (Ismael Chico, 46'), Alberto Merino (Navarro, 46'), Olmo, Francis, David Hernández y Marcos (Javi Catalán, 69'). puerto real: Isaac, Jairo, Jaime, Alfonso, Juanma, Vicente, Manu, Selu (Juanlu, 84'), Navarro, Melchor (Jorge, 77') y Sergio Berro (Salvi, 88'). Árbitro: Portillo Raigón (sevillano). Amonestó a Olmo, Francis, Ismael Chico y Manu. Goles: 0-1 (38') Sergio Berro. 1-1 (76') David Hernández. Incidencias: Encuentro disputado, en horario matinal, en el Municipal de La Línea, ante unos 800 aficionados.

El Puerto Real se trajo un justo empate de su visita al feudo de la Balona, que encadenó su séptima jornada sin conocer la derrota. Los locales se hicieron acreedores al triunfo porque disfrutaron de más de media docena de ocasiones manifiestas que no supieron convertir, pero el empate, a tenor del fútbol desplegado por ambos no se antoja injusto.

Los locales salieron muy enchufados, le metieron mucho ritmo y en los minutos tres y once Juampe y Alberto Merino ya estuvieron a punto de hacer el uno-cero. Controlaban el tiempo del partido, pero poco a poco el conjunto visitante, incisivo en su planteamiento y con varios efectivos dotados de muchísima calidad, empezaba a asomar las uñas.

El combate degeneró en un intercambio de golpes hasta que en el minuto 38, Selu envió un centro perfecto al área para que Sergio Berro convirtiese el 0-1 con un remate exquisito.

Los de casa regresaron del vestuario con una profunda metamorfosis. La compasión del banquillo forzó a Escobar a cambiar la posición de hasta seis futbolistas y poco después del comienzo David Navarro, que había empezado en una banda, asumió el mando desde el mediocentro, mientras el recién llegado Marcos, que jugó en varios puestos pero no en el suyo, pasaba mucho más que desapercibido.

Fue un hecho decisivo. Navarro se echó el equipo a la espalda y aunque pausado, el juego de los de casa mejoró muchos enteros, pero el equipo de casa se estrellaba una y otra vez en la retaguardia puertorrealeña que, sobre todo por el centro, ganaba la batalla.

La balona se resistía a arrojar la toalla y en el minuto 66, Ezequiel desperdició una clara opción bajo palos. A renglón seguido el ex balono Issac replicó con una excelente parada a un disparo de Javi Catalán, que aprovechó para reivindicare después de varias semanas muy difíciles.

En el minuto 75, David Navarro botó un córner y David Hernández cabeceó el tanto del empate. Los visitantes reclamaron con insistencia que se había apoyado en un defensa, lo que es más que probable que sucediera.

En el tramo final, con los balonos viendo cómo se le encendía la reserva, los dos equipos asustaron. Pero la Balona tuvo a su alcance el triunfo en el minito segundo del descuento. Después de un rechace apurado de Isaac, en un remate de David Hernández, el esférico quedó a los pies de David Navarro que, con todo el marco para él, remató fuera.

La Balona espera al Algeciras en puestos de liguilla tras un empate con sustancia ante uno de los rivales más cualificados que han pasado por el Municipal. No es mal equipaje para un duelo con tanto sabor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios