fútbol Tercera División

El Puerto Real no tira la toalla

  • El club recurre ante la RFEF su descenso a Primera andaluza, pide daños y perjuicios y llevará el caso a la Justicia ordinaria si los organismos federativos no le dan la razón

El Puerto Real CF ha recurrido ante la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) su descenso administrativo a Primera andaluza por impago al considerar que el propio organismo no ha cumplido su reglamento. El club de la Villa basa esta alegación en que, según indica, el Arcos (el equipo que ha ocupado su plaza en el Grupo X de Tercera División) no ha hecho frente al abono de las cantidades que adeudaba el propio Puerto Real, tal y como indica el articulado del organismo federativo.

El presidente de la entidad verdiblanca, Antonio Bohórquez, indica que en esta alegación se pone bien de manifiesto que "nos estamos de acuerdo con el descenso, porque la vacante se ha cubierto sin tener que hacer pago de cantidad alguna el Arcos, algo que pone de manifiesto la improcedencia de la decisión de la Federación".

Según explica Bohórquez, el artículo 195 en su punto 4 deja bien a las claras que el equipo ocupará la plaza de un equipo que descienda administrativamente "satisfaga la cantidad económica resultante de la suma de la deuda con los jugadores más posibles cantidades adeudadas a técnicos, a la propia RFEF y a federaciones territoriales".

Así, Bohórquez indica que al no haber tenido que hacer frente el Arcos ninguna cantidad se trata de un decisión improcedente. Por ello, además de pedir su plaza en Tercera División, el Puerto Real exige una serie de contrapartidas por los daños económicos irreparables que ha sufrido la entidad por este descenso.

Unos daños y perjuicios que el club de la Villa estaría dispuesto a pedir también en la justicia ordinaria, donde llevaría el caso si los comités federativos no le dan la razón en estas alegaciones. En ese caso, el Puerto Real presentaría un contencioso en los juzgados para pedir su regreso a Tercera y el pago de daños y perjuicios por parte de la RFEF, que considera ha incumplido su propio reglamento.

Por otro lado, la entidad verdiblanca ha superado los 200 abonados para la presente temporada, aunque va a darle una importante impulso a la campaña de captación de socios.

Además, la plantilla ha asumido cien abonos, demostrando su compromiso con el club. "A veces la gente de fuera colabora más que la gente de Puerto Real", lamenta el presidente verdiblanco. Bohórquez no confía mucho en que la afición vuelva en esta campaña e indica que "dudo que esta afición despierte y que el pueblo se porte con el Puerto Real como merece por su trayectoria y sus años de existencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios