fútbol lPrimera Andaluza

El Puerto Real denuncia "maltrato y abandono"

  • El presidente alerta de una posible demanda a la Epsuvi

El presidente del Puerto Real ha estallado. El inicio de las obras del nuevo estadio, momento en el que cobre parte de lo que debe por este proyecto, se retrasa y el club sufre las consecuencias en forma de nula liquidez, que le impide no sólo pagar a a los futbolistas y cuerpo técnico, sino hacer frente a los desplazamientos y los derechos de arbitraje, que paga Antonio Bohórquez de su bolsillo. El presidente pone pie en pared y alza la voz. Denuncia el "maltrato y abandono" que sufre la entidad por parte de las instituciones y alerta sobre una posible demanda por estafa a la Epsuvi y su anterior consejo de administración si no se cumplen los compromisos adquiridos hace seis años para el abandono del Sancho Dávila a cambio de disponer de un nuevo campo de fútbol.

Bohórquez y el director deportivo del Puerto Real, Javi Otero, expresaron ayer el malestar de la entidad ante toda esta situación que vive y que enrarece la situación deportiva. El presidente verdiblanco insistió en denunciar "el maltrato y la desconsideración por parte del equipo de Gobierno". Una afirmación que basa en la falta de solución a la situación del Puerto Real, tras abandonar el Sancho Dávila para que se emprendiera una promoción de viviendas, garajes y zona comercial en la zona que aún no ha comenzado.

El máximo mandatario del club puertorrealeño señaló que había un acuerdo con el Ayuntamiento y la empresa municical de vivienda (Epsuvi) por el que la entidad deportiva recibió un adelanto de 30.000 euros porque las obras iban a comenzar a diciembre. "Aún no han empezado los trabajos y nosotros no tenemos estadio, ni ingresos por publicidad y taquilla y desde el Ayuntamiento y la Epsuvi no nos dan una solución".

Así, el club adeuda a sus jugadores dos meses y medio. "Juan Carlos Martínez (primer teniente de alcaldesa) nos dice que lo primero que tienen que hacer es buscar dinero para las nóminas de los funcionarios. Pues que se hagan a la idea de que tienen que pagar los 12.000 euros de nómina que tiene el Puerto Real al mes", sentenció Bohórquez.

La situación le lleva a advertir de una denuncia por estafa a la Epsuvi y el anterior consejo de de administración. Entre otras medidas.

Por su parte, Martínez afirma que en ningún momento se ha abandonado al Puerto Real y que "la semana pasada estuvimos sentados con ellos, siendo una de las entidades con la que más encuentros hemos mantenido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios