Balonmano l Campeonato de Europa femenino

Proeza de las españolas

  • Hoy pelearán por el título con Noruega tras dar otra sorpresa al batir a Alemania

La selección española femenina se clasificó ayer para su primera final de un Europeo de balonmano tras vencer (32-29) a Alemania, que llegaba sin haber perdido un solo partido en el campeonato hasta que se encontró con España, por la que nadie apostaba cuando comenzó el torneo y que luchará hoy por el oro con Noruega, verdugo de Rusia en la otra semifinal (24-18).

Las pupilas de Jorge Dueñas volvieron a sorprender tras derrotar a Alemania en la primera semifinal, y es que, aunque en los últimos minutos del enfrentamiento Jurack intentó arreglar la situación, las españolas supieron frenar el ataque alemán.

Para la recta inicial del encuentro, Dueñas planificó un esquema de juego en el que la defensa sobre Nadine Krause y Grit Jurack, las principales amenazas alemanas, era un pilar básico. Con este sistema, el primer cuarto de hora estuvo muy igualado entre ambas selecciones.

Sin embargo, tras un parcial de 0-4, que puso a Alemania cinco arriba, Bea Fernández, respaldada por Marta Mangué, se encargó de ir recortando las distancias, hasta irse al descanso con tan sólo un tanto de desventaja (12-13).

España no se relajó en la segunda mitad y, con la dirección de Tatiana Garmendia y gracias al buen juego de Mangué y Bea Fernández, fue deshaciéndose de su rival hasta ponerse con una renta de cuatro goles (24-20) cuando faltaban poco más de diez minutos para el fin del encuentro.

A pesar de que en estos últimos diez minutos Grit Jurack intentó arreglar la situación con hasta ocho lanzamientos contra la portería de Micaela Ciobanu, de los que llegó a marcar seis, no consiguió poner por delante a las suyas, que desde el minuto 24 de partido no lograron aventajar a España en ningún momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios