Deportes

Plan de vacaciones: el techo de Europa a sus pies

  • José Manuel Jiménez 'Yup', gaditano afincado en San Fernando, encabeza un grupo de cinco alpinistas que parte el martes hacia Rusia para escalar el Elbrus, de 5.642 metros

Emplear el mes de vacaciones en afrontar la escalada de una montaña con varios kilómetros de altura es una costumbre que la mayoría de los españoles no nos planteamos ni nos vamos a plantear a lo largo de nuestras vidas, pero quienes tienen inoculado en sus venas y arterias el veneno del alpinismo lo hacen muy a menudo. Algunos incluso repiten una y otra vez hasta convertir el hecho en una costumbre casi imposible de evitar. Es el caso de los aventureros que forman parte de la expedición de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer que intentará alcanzar dentro de unos días la cumbre del Elbrus, en la actualidad la más alta del continente europeo, una condición que obtuvo tras el desmembramiento de la Unión Soviética con el siglo XX ya muy avanzado. Hasta entonces se hallaba ubicada en Asia pues su situación geográfica en pleno Cáucaso es más o menos intermedia entre Rusia y Georgia.

Este grupo de montañeros tiene previsto partir el próximo martes desde Madrid para repetir la experiencia vivida el año pasado al hollar la cima del Kilimanjaro, la montaña más alta del continente africano. Es el caso de cuatro de los cinco integrantes de la expedición: Bonifacio Martín, Javier Jiménez, José Manuel Jiménez, conocido como Yup en el mundillo del montañismo, y el insulinodependiente Javier Calzada. A ellos se ha unido en esta ocasión el israelí Eithan Adamski. Como jefe de la misma figura José Manuel Jiménez, gaditano de nacimiento pero afincado en San Fernando.

El presupuesto por cabeza asciende a unos 1.500 euros, con un todo incluido en el que figuran 14 días de viaje, con 12 puramente de experiencia montañera en el Cáucaso y dos posteriores de visita a Moscú, donde todo apunta a que habrá una especie de despedida de soltero porque Yup, por fin, se casará en octubre con la sanluqueña Soledad Núñez.

El jefe del grupo, uno de los que también aprovechó los veranos de 2013 y 2014 para subir el Island Peak y el Lenin, aclara que "ayudamos a la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer publicitándola y apoyando su The Total Project 2017, que consiste en tres expediciones diferentes, de las que parte de los beneficios se destinarán a la construcción de un hospital infantil en Phaplu, localidad del valle del Khumbu, en el Himalaya nepalí. Por cierto, el Club Rupicolas de Cádiz también colabora con todos los proyectos solidarios como ese del The Total Project 2017.

El gran problema que presenta el Elbrus, cuya cumbre oeste tiene 5.642 metros de altura por 5.621 de la este, es la aclimatación ya que se sube del tirón, sin campamentos intermedios, desde los 3.800 metros a esos 5.642. El inicio de la ascensión está programado para las 12 de la noche del día 18 con el objetivo de hacer cumbre sobre las ocho de la mañana del 19. La tarea se presenta ardua porque la temperatura de las noches en el Cáucaso suelen oscilar entre -20 y -30 grados. El ataque a la cima será nocturno para evitar el riesgo de los aludes, dedicando de cinco a seis horas a superar una travesía que normalmente tiene hielo, lo que la convierte en bastante peligrosa. Después de esa travesía se llega a un collado, desde el que ya se enfila el camino hacia el punto más alto de Europa por la arista cimera.

Para los que no entienden el amor incondicional al montañismo, José Manuel Jiménez Yup lanza un mensaje que no tiene desperdicio: "Al final de todo lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años. Por eso escalamos montañas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios