Deportes

Piqué, efeméride en el ojo del huracán

  • El central azulgrana cumple 100 partidos en 'Champions' entre críticas

Gerard Piqué. Gerard Piqué.

Gerard Piqué. / m.G.

Gerard Piqué celebrará hoy ante el Tottenham sus 100 partidos en la fase final de la Liga de Campeones, una efeméride que, sin embargo, llega en un momento crítico de su carrera tras ser señalado como uno de los principales responsables de los últimos malos resultados del Barcelona.

Piqué es uno de esos futbolistas que por su personalidad, dentro y fuera del campo, no pasa inadvertido para casi nadie. Y menos en un momento tan singular.

El Barcelona cumplió una semana terrible con una derrota y dos empates en los tres últimos partidos de la Liga y con notorios errores de Piqué. Se le responsabiliza directamente de cuatro de los últimos cinco goles recibidos por el Barcelona. La primera escala de su mal viaje llegó ante el Girona, que sacó un empate en el Camp Nou. Los dos goles nacieron de errores del central. Primero, con un desafortunado intento de despejar y, después, con un agujero dejado en su zona. No obstante, también es cierto que el empate llegó con un gol suyo.

Más incomprensible resultó su actuación ante el Leganés, actual colista. El Barcelona perdió 2-1 y el tanto del triunfo local llegó con una asistencia involuntaria para Óscar Rodríguez, quien marcó a puerta vacía gracias un error irreconocible para un defensor de la categoría de Piqué.

Tampoco fue afortunada su actuación ante el Athletic. El conjunto vasco empató 1-1 en el Camp Nou con un gol en el que Piqué se quedó "enganchado" atrás y deshabilitó cualquier posibilidad de fuera de juego en el tanto de Óscar de Marcos.

Tan amado como odiado, su mal momento abrió la veda para sus detractores y ya están saliendo todo tipo de rumores en la prensa: desde medios que dicen que tiene una mala relación con Messi hasta quienes aseguran que el club le busca sustituto para la próxima temporada.

Sus errores llegaron después de conocerse que se le había retirado el permiso para conducir después de repetidas infracciones de tráfico. Y mientras su nombre aparece cada vez más ligado a otros deportes como el tenis, donde lidera con su empresa Kosmos una revolucionaria transformación de la Copa Davis.

A sus 31 años, Piqué abandonó la selección española para centrarse únicamente en el Barcelona, pero atraviesa un bajo momento de forma dentro de un equipo que perdió la fiabilidad de antaño. Sobre todo en defensa.

El equipo de Ernesto Valverde recibió ocho goles en siete jornadas de la Liga, sólo uno menos que los contabilizados en 19 jornadas del pasado año, una primera vuelta completa. Para fortuna suya, las concesiones de otros rivales como Real Madrid o Atlético le permitieron minimizar los daños. Todavía es líder del torneo español, igualado a puntos con los blancos, con uno de ventaja sobre el Sevilla y dos por encima del Atlético.

Piqué se hará en Wembley centenario en la Liga de Campeones, que no es poca cosa. Será titular ante la ausencia por lesión de Umtiti y formará pareja junto a Lenglet, un futbolista con el que hasta ahora jugó pocos minutos.

Dada la trayectoria azulgrana y la dureza del grupo, con Tottenham e Inter de Milán como adversarios, el Barcelona no puede permitirse el más mínimo despiste en Londres. Tampoco Piqué.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios