Deportes

La Penya asalta el Palau

  • Los de Badalona vencen al Barça nueve años después

Casi nueve años después de su última victoria en el Palau Blaugrana, el Joventut volvió a asaltar la cancha del eterno rival en un gran partido (82-83) que se resolvió con una canasta de Suton a dos segundos del final.

Los de Badalona tumbaron al todopoderoso Barça con ese baloncesto sin complejos que Salva Maldonado ha convertido en la seña de identidad de su equipo. Y eso que arrancaron bien los azulgrana, con Huertas al mando, jugando y haciendo jugar a los suyos. Sin embargo, la irrupción de Savane niveló el duelo y un par de acciones de Suton y un triple de Mallet ajustaron el marcador.

Un poco de intensidad defensiva azulgrana y el acierto de Abrines y Pleiss en la recta final del primer cuarto permitió al Barcelona acabar con ventaja.

Los locales arrancaron bien la segunda manga y todo parecía indicar que empezarían a poner tierra de por medio. Pero el Joventut, agitado por el incombustible Savane (20 puntos), se agarró al choque con su mejor arma: el acierto desde los 6,75 metros. Los triples de Vidal, Suárez y Hannah le dieron la vuelta al partido y la Penya se puso siete arriba.

Dos triples consecutivos de Oleson dieron de nuevo la vuelta al electrónico al inicio del tercer período (52-51), pero eso no puso nerviosos a dos viejos rockeros como Mallet y Savane, quienes otra vez se cargaron a hombros a su equipo para cerrar el tercer cuarto arriba (60-64).

Tomic y Doellman aparecieron en un igualadísimo último acto para rescatar al Barça, pero siete puntos casi consecutivos de Hannah y un triple de Suárez mantenían al Joventut por delante a falta de tres minutos para el final.

La defensa azulgrana se endureció, la Penya falló cuatro ataques consecutivos y Huertas anotó dos canastas para dejar casi sentenciado el partido a falta de un minuto (80-77).

En la jugada siguiente, Miralles anotó dos tiros libres y Suton un tiro de media distancia, lo que colocó a los de Badalona uno por delante (80-81) a falta de 19 segundos. Doellman puso al Barça por delante en la jugada siguiente, pero a Suton no le tembló la muñeca para anotar, casi sobre la bocina, la canasta que dio la victoria a su equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios