DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Vela

Pasos hacia la nueva normalidad en El Puerto

  • La FAV adapta el Centro de Tecnificación para el entrenamiento, que abre con servicios mínimos para atender a los regatistas de alto nivel y alto rendimiento

Máximo control en el Centro de Tecnificación Deportiva de Vela Bahía de Cádiz. Máximo control en el Centro de Tecnificación Deportiva de Vela Bahía de Cádiz.

Máximo control en el Centro de Tecnificación Deportiva de Vela Bahía de Cádiz.

El Centro Especializado de Tecnificación Deportiva de Vela Bahía de Cádiz (CETDV), sede de la Federación Andaluza de Vela (FAV) en El Puerto de Santa María, ha abierto sus puertas con servicios mínimos para atender a los regatistas de alto nivel y alto rendimiento en posesión de la autorización médica pertinente. El Centro Andaluz de Medicina del Deporte es el organismo encargado de otorgar una certificación que en estos momentos acredita a una veintena de regatistas que ya disfrutan de una relativa normalidad en sus entrenamientos y que a lo largo de las dos próximas semanas se espera sean medio centenar de jóvenes los que por fin podrán entrenar y hacer uso de las instalaciones.

Para hacerlo posible, la FAV ha realizado un gran esfuerzo material al objeto de adaptar el CETDV a las estrictas condiciones que impone el Consejo Superior de Deporte (CSD), en cuanto señalética, controles de temperatura a los deportistas, desinfección de zonas comunes antes y después de cada entrenamiento y control de la distancia física y aforo. En este sentido se establece una separación de cuatro metros entre los barcos y se mantiene el aforo del 30% en todos los turnos para que en ningún momento haya aglomeración de deportistas. Asimismo, se les facilita una mascarilla que deben tener puesta mientras preparan sus embarcaciones o están en reposo en el centro.

De igual manera se establecen las medidas de seguridad en el mar, estableciendo para ello una distancia entre el deportista y la neumática de su entrenador, de 10 metros en el caso de la vela ligera y 20 metros para las modalidades de windsurf. "Las ganas de navegar son más que evidentes y de momento no quieren pisar el gimnasio porque lo que quieren es aprovechar su turno para salir al mar, la gimnasia la traen hecha de casa", comenta el director técnico de la FAV, Nicolás Mariño, quien añade que "tampoco se utiliza el vestuario para evitar perder tiempo y también cualquier posibilidad de contagio". "Los regatistas se cambian al lado de su embarcación, se dan un manguerazo a la vuelta y se van a casa con la ropa metida en una bolsa".

En estos momentos ya hacen uso de las instalaciones la que será la representante de nuestro país en Tokio 2021 en la clase RS:X, la sevillana Blanca Manchón, a quien estos días entrena su hermano Curro; el portuense Juan Manuel Moreno y el gaditano Pablo Guitián, ambos integrantes de los equipos preolímpicos de RS:X y Finn, respectivamente, llamados a pelear por la plaza; el también gaditano Fernando Martínez del Cerro que aprovecha cada minuto que puede para 'volar' con el Foil, todos asistidos por Jaime de Andrés, o los hermanos y también windsurfistas Pilar y Fernando Lamadrid Trueba, a quienes entrena su padre Fernando Lamadrid Rodríguez. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios